Ensaladas de legumbres para niños

Una forma de que los niños sigan comiendo legumbres en verano es ofrecérselas en ensaladas. Os damos algunas ideas.

Ahora que estamos en pleno mes de verano y que muchos niños comen en casa todos los días porque ya están de vacaciones, podemos ofrecerles menús baratos, frescos y nutritivos. Se trata de preparar el menú de la semana sin que falten las legumbres. Pero como hace mucho calor, lo mejor es poder comerlas en ensalada y no en los típicos guisos. Por eso me han parecido muy interesantes las propuestas de consumer.es: ensaladas de legumbres. Además de ser un plato muy fresco es un menú en el que los niños pueden participar a la hora de prepararlo, por tanto, comportará una doble ventaja: por un lado una dieta sana y equilibrada y por otro, les enseñamos a cocinar.

Así pues, hay tres tipos de legumbres que se pueden comer en ensalada y son muy apropiadas para niños: las alubias, las lentejas y los garbanzos. Todas estas legumbres se pueden comprar ya cocidas y se pueden usar más fácilmente junto con productos frescos de temporada. Las preferidas en casa son las ensaladas de garbanzos, ya que se pueden combinar de muchas maneras diferentes y se pueden adaptar al menú infantil de múltiples e ingeniosas formas. Por ejemplo, se puede trocear muy fino un pimiento rojo, un pimiento verde y se le puede añadir los garbanzos. Se le añade el aceite y vinagre al gusto y nos queda una ensaladita muy veraniega y fresquita.

Hay quién hace ensalada de garbanzos con naranja, también hay recetas de garbanzos con huevos cocidos, ensalada de lechuga y tomate con garbanzos, tomate fresco a tacos con garbanzos, etc. La base es la ensalada y los ingredientes que nos gusten, por tanto, si dejamos volar la imaginación seguro que inventamos nuevas recetas para mezclar los garbanzos con productos típicos del verano.

Las lentejas se pueden mezclar con una ensaladita de atún, que puede ser fresco o en conserva. Si es fresco, tened en cuenta que hay que congelarlo antes para prevenir el anisakis. Otras formas de comer las lentejas en ensalada es mezclarlas con frutas, como la manzana. Una ensalada que podemos encontrar en ‘Consumer’ es la de ‘lentejas, manzana, apio y lechuga‘.

Por último, nos quedan las alubias. Una forma de comerlas y que nos gusta mucho en casa es mezcladas con judías verdes cocidas. La idea es tomarlo en frío, por lo tanto se cuecen primero las judías y una vez frías y tiernas, se mezclan con las alubias blancas. A esta ensalada se le puede añadir atún o salmón o algún otro pescado que les guste a vuestros hijos. Por ejemplo se puede hacer pescado a la plancha, como la merluza, y una vez fría se añade a la ensalada de alubias y judías verdes desmigajada. ¿Qué otras recetas de legumbres en ensalada añadiríais?

Vía | consumer.es

Foto | avlxyz

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...