En Jaén las escuelas de verano gratuitas no son para niños discapacitados

Exclusión en la educación

Hoy leemos una noticia de la publicación digital El País que va a sorprender a más de un padre, al parecer, el Ayuntamiento de Jaén ha tomado una decisión que es de juzgado de guardia y que va en contra de la integración y la igualdad de condiciones y derechos de los niños. Esta noticia nos recuerda al informe de la organización británica Every Disabled Child Matters en el que se concluía que la discapacidad infantil no se contempla en los juegos y actividades lúdicas. En Jaén las escuelas de verano gratuitas no son para niños discapacitados, el ayuntamiento excluye a estos niños de las escuelas y argumenta la falta de personal y medios para poder ofrecer una atención personalizada, es un ejemplo más que muestra que el progreso de la educación inclusiva está bajo mínimos.

La promoción de una educación para todos los niños y realizar los cambios necesarios que permitan una educación integradora (aunque sea en una escuela de verano), capacitando a las escuelas para que pudieran atender a los niños con discapacidades y especialmente a aquellos niños que necesitan una educación especial, es una tarea obligada. Es una actitud deplorable, aunque resulta más lamentable comprobar cómo los partidos políticos se culpan mutuamente de la situación en lugar de trabajar conjuntamente para solventar las necesidades de estos niños, cualquier excusa es buena para utilizarla como arma política.

Con la educación de los niños no se juega, por ello Fejidif (Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Jaén) ha denunciado ante el defensor del Pueblo y ante el Consejo Nacional de la Discapacidad la situación de las escuelas de verano, ya que entiende que se trata de un motivo discriminatorio, además hay que decir que se trata de un atentado contra la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad y la propia constitución española. Hablar de falta de medios y personal es una excusa muy lamentable y no se debe tolerar, por ello la asociación estudia iniciar acciones legales.

Estamos hablando de sólo 17 niños con edades comprendidas entre los 3 y los 12 años, niños que solicitaron en su momento la plaza para asistir a la escuela de verano, iniciativa impulsada años atrás. El ejecutivo actual propuso instaurar las aulas de verano para acoger a aquellos niños excluidos de las escuelas municipales, pero evidentemente no son gratuitas, hay que pagar 84 euros mensuales, aunque se indica que para las familias con menos recursos se ofrecerá una beca, de momento 12 de los 17 niños ya han aceptado la inclusión en las aulas municipales.

En el artículo de El País podemos leer como los partidos políticos debaten por esta situación y en nuestra opinión claramente la intentan utilizar como punto político. A continuación transcribimos lo que se podía leer en la página web del Ayuntamiento haciendo referencia a los niños discapacitados: “Las solicitudes presentadas para atender niños con discapacidad serán valoradas en función de atención que necesiten y la capacidad de poder prestarles el servicio con el máximo de garantías”. O sea depende de la discapacidad se atenderá o no al niño, al menos así lo entendemos nosotros, a pesar de que se asegura que no existe intención de excluir a los niños con discapacidad.

Las fuerzas políticas debaten y se culpan mutuamente, un punto a favor son las declaraciones de Fejidif corroborando que años atrás esto no había ocurrido. Ya veremos cuál es el resultado y qué soluciones se toman definitivamente, pero se ha demostrado que la economía es más importante que la integración y educación de los niños con necesidades especiales.

Foto | Jdn

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...