En España se elevan los índices de supervivencia de cáncer infantil

Aunque los tumores malignos siguen siendo una de las principales causas de muerte en infantes, los porcentajes de sanación han aumentado considerablemente.

Cáncer infantil y tasa de supervivencia

A pesar de la alta incidencia del cáncer infantil en España (1.100 casos nuevos cada año), la tasa de supervivencia ha mejorado en los últimos años. Datos aportados recientemente por la Sociedad Española de Oncología Radioterápica, sugieren que el porcentaje de niños menores de 15 años que logra superar la enfermedad alcanza el 77% en la generalidad de los casos, y el 83% en afecciones específicas como el cáncer de hígado (hepatoblastoma.)

Parte de este avance se debe al progreso que ha habido en las técnicas de abordaje. La cirugía, la quimioterapia y la radioterapia siguen siendo los principales métodos a emplear, pero se ha afianzado el uso de terapias combinadas, para lograr resultados más eficaces, sin tantas complicaciones para el paciente.

El cáncer infantil y sus variantes más comunes

El pasado 21 de diciembre se conmemoró en España el Día Nacional del Cáncer Infantil. La ocasión fue aprovechada por los especialistas para recordar los riesgos de esta patología, considerada la segunda causa de fallecimiento después de los accidentes viales y las intoxicaciones.

Como se sabe, la diversidad de tumores malignos que existen es amplia, pero en la población infantil se detectan con más frecuencia la leucemia, los carcinomas en el sistema nervioso central y los linfomas, ocupando un 60% de los diagnósticos.

En cuestión de sexo, los varones suelen verse más afectados que las hembras, mientras que en términos de edad, los más perjudicados son los pequeños de 1 a 9 años.

Causas y riesgos latentes

El cáncer de los niños no responde a las mismas causas que el de los adultos. En las personas mayores los malos hábitos figuran como los principales detonantes, pero en los infantes, son los trastornos genéticos los responsables de la aparición de tumores cancerígenos.

Para un correcto tratamiento debe garantizarse la intervención de un equipo multidisciplinario que, mediante las unidades de onco-hematología infantil, brinden las atenciones necesarias para la erradicación del cáncer y la prevención de daños futuros.

Uno de los aspectos a mejorar en este sentido es la medicación. Dosis incorrectas, tiempos erróneos, omisiones e inadecuadas administraciones, son errores que amenazan con la efectividad de los tratamientos. Más aún cuando se trata de quimioterapias orales, ya que no todos los medicamentos usados se ofrecen en presentación líquida. La mayoría vienen en pastillas que deben ser trituradas o cortadas, elevando así el peligro de malas aplicaciones y efectos adversos.

Para hacer frente a estas situaciones, los médicos españoles instan a recurrir a procedimientos basados en automatización, que permitan reducir el porcentaje de fallas, teniendo más control en los cuatro pasos del tratamiento: prescripción, validación, dispensación y administración.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...