Elegir la mascota con nuestros hijos

Elegir la mascota con nuestros hijos

Ante la posibilidad de adoptar o comprar una mascota para nuestros hijos, lo ideal es que la elección se convierta en un verdadero proyecto compartido, es decir que toda la familia participe de la selección del nuevo integrante de la familia. Ya sea que decidamos adoptar un gato, un perro u otro animalito de compañía, los expertos aseguran que lo mejor es elegir la mascota con nuestros hijos, ya que esto garantiza que el pequeño se involucre con su mascota desde el principio.

En este sentido, el doctor Claudio Gerzovich Lis, médico veterinario especializado en conducta canina y felina, asegura en su libro “Nuestro perro, uno más de la familia” que al adoptar una mascota lo ideal es que participen padres e hijos, y que por supuesto cuenten con la orientación adecuada que les pueda proveer un especialista en la materia.

Al respecto, Claudio Gerzovich Lis puntualiza en su texto:

“Cuando los padres me dicen que quieren regalarle una mascota a su hijo y prefieren que sea una sorpresa, les digo que es lo peor que pueden hacer. No se está regalando algo sino a alguien, entonces es fundamental que el niño participe en el proyecto desde el principio”.

Por ello, antes de elegir la mascota es conveniente mantener una charla con nuestros hijos, para conocer con exactitud cuál es la preferencia del niño, y en base a ello poder realizar una selección adecuada.

Cabe destacar que si bien elegir la mascota se trata de una elección en conjunto, lo cierto es que seremos los padres los que debamos definir ciertos aspectos que condicionarán la elección del nuevo integrante de la familia.

En este punto, a la hora de elegir la mascota debemos tener en cuenta una serie de requisitos como el espacio disponible en nuestro hogar, el tiempo que podemos dedicarle, el dinero del que disponemos para su mantenimiento, pero sobre todo analizar cuál es el animal que más se adecúa a la personalidad de nuestros hijos.

En este sentido, lo ideal es optar por un perro o un gato, y para ello debemos tener en cuenta las siguientes afirmaciones del doctor Gerzovich Lis:

“Si a uno le gusta interactuar con un animal, salir a pasear y jugar, un perro será una buena opción, siempre y cuando luego se tenga el tiempo necesario parea la atención que demanda. El gato, en cambio, es más territorial y de hábitos independientes, por lo cual requiere mucho menos tiempo”.

Más allá del tipo de mascota que elijamos para nuestro hijo, lo mejor es adoptar un animalito en vez de comprarlo, ya que con esto no sólo colaboramos con las miles de asociaciones sin fines de lucro que luchan incansablemente para el beneficio de los animales, sino que además podremos darle un hogar a un animal huérfano, en el que seguramente encontrará todo el amor y la atención que necesita.

Vía | Libro “Nuestro perro, uno más de la familia” de Claudio Gerzovich Lis, Editorial Planeta y Comportamiento Animal

Foto | sburke2478

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...