El verano es la peor época para que un niño enferme

urgencias pediatricas en verano

El verano es la peor época para que un niño enferme, y es que seguramente algunos veraneantes sufren en sus carnes las largas esperas en el ambulatorio de la localidad en la que están pasando sus vacaciones, esperando que sus hijos sean atendidos ante un pequeño problema de salud. Pero esto también ocurre en el área de urgencias, que en la mayoría de ocasiones se muestra colapsada, las esperas se hacen eternas…

Tendemos a creer que como estamos en verano, los especialistas de salud están de vacaciones y hay una menor plantilla para atender a los enfermos, nada más lejos de la realidad. Uno de los problemas que aparecen en los centros de salud es el incremento de la población, a mayor número de veraneantes mayor es el colapso, ya que la plantilla médica no se incrementa, sigue siendo la misma que en los periodos invernales.

Los servicios médicos están preparados para atender a la población habitual y en verano, la población puede llegar a triplicarse, especialmente cuando se trata de localidades costeras. Ante esta situación, es evidente que el verano es la peor época para que un niño enferme.

Nosotros residimos en una población costera y vivimos esta situación cada año, acudir al médico es saber que deberás resignarte a permanecer unas cuantas horas a la espera de poder ser atendido. Seguramente más de un lector habrá pasado por esta experiencia, no nos queremos ni imaginar lo que ocurre en los centros que habitualmente están colapsados en cualquier época del año. Solamente se atienden con rapidez los casos que realmente encierran mayor gravedad y necesitan ser atendidos urgentemente, sólo faltaría.

Pasan los años y a pesar de las cientos de reclamaciones que se realizan o las diversas solicitudes para incrementar las plantillas médicas, todo sigue igual. Las reclamaciones no sirven de mucho y más sabiendo que muchos de los nuevos especialistas y pediatras no quieren trabajar en la Seguridad Social, consideran que son poco valorados y mal pagados, y por ello no dudan en irse a trabajar a una clínica privada o a otro país persiguiendo las mejoras económicas y la calidad del lugar de trabajo.

¿Cuando se tomarán soluciones efectivas?, parece difícil de predecir con la actitud tan ausente del Ministerio de Sanidad. Nosotros tenemos la obligación de seguir reclamando hasta que por fin, las quejas sean oídas y solucionen este problema.

Foto | Tomasz Trojanowski

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...