El sobrepeso influye en la presión sanguínea de los niños

Obesidad infantil

Según un estudio realizado por investigadores del Instituto Regenstrief (Estados Unidos), el sobrepeso influye en la presión sanguínea de los niños haciendo que sea mucho más elevada cuando se sobrepasan los valores aconsejados del Índice de Masa Corporal (IMC). La investigación desvela que los niños que superan un IMC de 85 pueden tener una presión sanguínea sistólica (cuando el corazón se contrae) de hasta 4’6 veces superior en comparación con los niños que están por debajo de este percentil.

En el estudio se realizó un seguimiento a 1.113 niños durante un largo periodo, en algunos casos superior a 10 años y se controló la estatura, el peso y la presión sanguínea sistólica. Según los resultados obtenidos, superar la franja de un IMC de 85 (a partir de este valor se considera sobrepeso) incrementa la presión. Como sabemos, la presión es necesaria e imprescindible para que la sangre pueda circular por los vasos sanguíneos aportando todos los nutrientes y el oxígeno que necesita el organismo, pero tiene que estar en su justa medida, un aumento de la presión arterial sea la mencionada (sistólica) o diastólica, provoca hipertensión arterial, uno de los factores de riesgo cardiovascular.

El sobrepeso influye en la presión sanguínea de los niños, y hablamos de variaciones de peso que podrían considerarse poco significativas, pero suficientes para alterar la correcta presión, en el estudio los especialistas indican que un IMC por debajo de 85 produce unos valores de la presión arterial muy lineales, es decir, similares en todos los casos, mientras que superar el 85 los varia. A través de Europa Press podemos saber que un IMC de 90 influye especialmente en la variación de la presión, siendo ésta muy superior a lo normal.

Como sabemos, son varias las enfermedades asociadas al sobrepeso y la obesidad, enfermedades que en estado adulto se agravan y empeoran la calidad de vida, los expertos indican que una pequeña reducción del IMC produce grandes beneficios en el organismo mejorando especialmente la presión sanguínea, el caso contrario, un pequeño aumento del IMC se asocia a un notable aumento de la presión sanguínea. Ya hemos hablado en otras ocasiones de que las enfermedades que eran propias y habituales de los adultos, se están trasladando a los niños y uno de los factores de riesgo para ello es el sobrepeso y la obesidad, la falta de ejercicio regular y las dietas que no son recomendables son responsables de ello.

Los resultados del estudio se han dado a conocer en una conferencia de la American Heart Association (Asociación Americana del Corazón). Para cuidar la salud cardíaca es necesario mantener una dieta sana y equilibrada armonizada con un estilo de vida saludable, no sólo se beneficiará el corazón, todo el organismo en general.

Foto | Colros

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...