El Rey Baltasar debe ser de raza negra

Los Reyes Magos

Nos ha llamado la atención una noticia en la que la Asociación Centro Panafricano reivindica que sean empleadas personas de raza negra durante la puesta en escena de la presentación de los Reyes Magos a los niños, el Rey Baltasar debe ser de raza negra y no una persona de raza blanca pintada de color negro. La asociación argumenta que con esta acción se defrauda a los niños y en cierto modo se insulta a la raza negra al representarla con personas pintadas de negro.

Como ya sabemos, Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente, Melchor, Gaspar y Baltasar, visitan todas las ciudades españolas el día 5 de enero cargando con todos los juguetes que repartirán, es la víspera del Día de Reyes, en muchas ocasiones el Rey Baltasar lo encarna una persona de raza blanca pintada de negro, la euforia y la alegría de los niños, el reparto de caramelos y la larga espera hasta que los regalos lleguen al hogar, hacen pasar este detalle por alto, o quizá no se le da importancia, sobre todo si los niños son de raza blanca, pero parece ser que esto cambia cuando son niños de raza negra.

Según nos cuenta Wikipedia, el Rey Baltasar negro hizo su primera aparición en la Edad Media, debido a un cambio de rumbo realizado por la Iglesia Católica en su afán de cristianizar a todo el mundo y todas las razas. Según la Biblia (conjunto de libros canónicos del judaísmo y el cristianismo), los Reyes Magos se identifican como sabios de Oriente que acudieron a adorar al Mesías (Jesús de Nazaret) al nacer en Belén, pero no se especifica ni raza ni rasgos característicos. Se cambia sabio por la palabra Rey para representar la adoración de todos los Reyes de la tierra a Jesús, es un símbolo de servidumbre de todos los monarcas del mundo a la representación de la Iglesia.

Que los Reyes Magos sean de diferente raza es una imagen recomendable que fomenta la integración y la sociabilidad, para la Asociación Centro Panafricano pintar a un blanco de negro es hacer el ridículo, sin escrúpulos, e insultar a los niños que son de raza negra, añaden que esta imagen se repite en todas las ciudades y en todos los ámbitos, centros comerciales, figuras públicas, todos se prestan a una parodia ridícula e innecesaria, sobre todo porque en España hay muchas personas de raza negra.

Hasta aquí, entendemos la postura de esta asociación y podríamos respaldarla, pero no nos parece nada acertado que lo comuniquen de este modo: “desde el Centro Panafricano queremos advertir a todos los niños y niñas de España que el Baltasar pintado no es el auténtico sino un impostor.” Los niños a un lado por favor, no se deben utilizar como moneda de cambio y mucho menos en estos días próximos a la Navidad, la reivindicación es justa pero no es correcta la actitud.

En cambio, la acción de sugerir a cada ayuntamiento que contrate a una persona de raza negra para encarnar a Baltasar, sí se ajusta a un razonamiento coherente. La Asociación Centro Panafricano pide el apoyo de los ciudadanos mediante la sugerencia a cada ayuntamiento o centro comercial mediante la firma de este manifiesto, una petición online, a continuación la reproducimos literalmente:

To: Ayuntamientos y Centros Comerciales de España

Como todos los años, la noche del 5 de enero se celebra la tradición de los tres Reyes Magos con cabalgatas en numerosas ciudades de España, la mañana del día 6, y siempre dentro de lo económicamente posible, millones de niños y niñas se despiertan con la alegría de ver cumplidos sus sueños. Dichos reyes portadores de regalos, se dicen de Oriente, pero son uno asiático, otro europeo y otro africano. Esta tradición va más allá del catolicismo al insertar en la cultura española y de otros países mediterráneos e hispánicos un muy beneficioso elemento de diversidad e internacionalidad.

En Europa, durante la Edad Media, las personas negras eran vistas como portadoras de riqueza, ya que el oro que les llegaba entonces era principalmente africano, por ello la imagen de Baltasar se basa en la figura del “El Melli” o emperador de Malí, y en concreto de Mansa Musa, conocido por sus regalos en oro durante su peregrinación a la Meca de 1324-1326. Sin embargo, todos los años hay ayuntamientos de España y en algunos casos centros comerciales, que insisten en hacer el ridículo y sin ningún pudor insultar gravemente a los niños negros presentando a un Baltasar pintado como un absurdo espantajo. Para colmo de males a menudo son concejales y figuras públicas quienes se prestan a semejante ridícula e innecesaria parodia.

Mediante el presente comunicado, un año más, desde el Centro Panafricano queremos advertir a todos los niños y niñas de España que el Baltasar pintado no es el auténtico sino un impostor. Al mismo tiempo queremos advertir a las autoridades competentes que no deben defraudar la confianza de los niños ni seguir insultando a la raza negra, presentando personajes sórdidamente pintados, al tiempo que felicitamos a quienes tienen el buen criterio de elegir Baltasares negros de verdad.

Si tu Ayuntamiento planea semejante mofa, o ves algo así en un lugar público de entrega de cartas, hazles saber tu desacuerdo reenviándoles este mensaje.

Si estás de acuerdo firma aquí el manifiesto.

¡Entre todos acabaremos con el racismo!

Que opináis sobre la reivindicación, ¿se podría haber realizado en un tono más diplomático?

Foto | Fernand0

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...