El proyecto Eurovegas quiere que los niños puedan entrar en las salas de juegos

casinos

Lo leemos y no lo creemos, los responsables del proyecto Eurovegas, un macro complejo de ocio con una inversión de 16.900 millones de euros que pretende imitar a Las Vegas e instalarse en nuestro país consolidándose como la capital europea del juego, exigen una serie de contraprestaciones que, en algunos casos son inconcebibles para muchos ciudadanos. Piden modificaciones en las leyes laborales, exención de pagos a la seguridad social durante un determinado plazo, cesión de suelo público, vacaciones fiscales, y un largo etcétera de condiciones. Pero una nos llama especialmente la atención, quieren que los niños puedan entrar en las salas de juegos.

Así lo ha confirmado Xavier Trias, Alcalde de Barcelona, Trias reconoce que algunas demandas como la que estamos nombrando son imposibles de aceptar. El mega inversor parece querer aprovecharse de la situación económica que atraviesa el país y con los millones bajo el brazo cree poder campar a sus anchas, obligando a modificar leyes y aprovecharse al máximo de la situación. Algunas sugerencias se pueden tener en cuenta, pero otras merecen un no rotundo con todas las consecuencias.

Los inversores de Eurovegas incluso hacen frente a la ley del tabaco y pretenden establecer un área libre para fumadores, si el Gobierno aceptara, estaría faltando a su política, convicciones y legislación, pero como ya sabemos, el dinero ejerce un gran poder y quién sabe, quizá terminen aceptando todas sus propuestas.

Lo que realmente nos preocupa es el tema de la entrada de los niños a Eurovegas, evidentemente no para jugar al casino o las máquinas tragaperras, pero no es nada adecuado introducirlos en este tipo de ambientes. Auizá se pretende ir preparando el camino para los futuros clientes y jugadores… El Gobierno central y el catalán parecen llevar a cabo un pulso para llevarse el proyecto a su terreno, en este caso debería haber unidad y plantar cara a unas condiciones vergonzosas, sin embargo, no es así. Aunque ahora están criticando la condición de que los niños puedan entrar en el recinto de Eurovegas, no nos extrañaría que buscaran alguna forma de poder sortear las leyes y aceptar las condiciones que imponen los inversores.

Vamos a seguir de cerca este proyecto, si se aceptan los 12 privilegios que exige el magnate de los casinos, Sheldon Adelson, para instalar Eurovegas en Madrid o Barcelona, es un motivo más que suficiente para dar la espalda a los responsables políticos. Hay mucho más que decir de este macro proyecto, porque no todo se refiere a condiciones de este tipo, se solicitan otra serie de puntos que suponen cuantiosas inversiones al gobierno, sea catalán o central, mejor dicho, dinero del contribuyente. ¿Qué opináis al respecto?

Vía | Infancia Hoy
Foto | Exile on James Street

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...