El Plasmacar

El Plasmacar

Primero vienen los correpasillos, luego las minimotos, después los triciclos y finalmente las bicicletas, pero hoy os hablamos de un nuevo producto de lo más curioso, el Plasmacar.

El Plasmacar es un nuevo juguete sobre ruedas de lo más original, en lugar de utilizar algún tipo de motor o ser requerida la utilización de pedales funciona a través del volante. La fuerza centrífuga, la inercia, la fricción y la gravedad son las armas que utiliza este pequeño coche para avanzar.

Solo se necesita una superficie plana y lisa y la fuerza de los bracitos de un niño para hacer funcionar el Plasmacar. Algo así como magia pero sin ser necesario ser mago para ello. Funciona sin pilas, sin pedales y es muy fácil de utilizar, no necesita ningún tipo de aprendizaje previo.

El Plasmacar está fabricado con plásticos fuertes y resistentes (muy duros) haciéndolo robusto y duradero, algo muy importante cuando son los niños los que lo van a utilizar. Y está disponible en diversos colores (Amarillo, Azul, Rosa, Rojo, Verde y Violeta).

Puede ser conducido tanto por niños (a partir de 3 años) como adultos, llegando a soportar hasta 110 kg. El Plasmacar se inventó en el 2005 en Canadá.

Aquí tenéis un vídeo para verlo en acción:

Su precio es de 75,90€ y en su web hay información sobre cómo y dónde comprarlo.

Más información | Plasmacar.es

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...