El peso del bebé

El peso del bebé al nacer se mide bajo los porcentajes de los percentiles. A través de esos datos se puede saber si el bebé va creciendo correctamente de acuerdo a su altura y peso. No hay que obsesionarse con el peso, si está un poco por encima o un poco por debajo, no es preocupante. El pediatra es el que nos debe aconsejar en cada momento. Hay unos valores generales para saber si el bebé está en su peso adecuado.

El peso del bebé es una de las primeras preocupaciones que le viene a la mente a una madre cuando acaba de dar a luz. El peso del bebé puede venir marcado por varios factores que pueden ser  genéticos, alimenticios, problemas derivados de alguna enfermedad, apetito del bebé, etc. Al nacer, al bebé  se le pesa y se le mide para calcular su percentil, de esa manera el pediatra tendrá una tabla donde valorar si el peso y la altura son correctos según la edad. Pero no hay que obsesionarse con esas tablas, ya que son resultado de unas estadísticas y se usan como referencia para poder detectar a tiempo si el bebé tiene algún tipo de problema por el cual no adquiera el peso adecuado a su edad o no creciera correctamente.

El peso del bebé es una de las primeras preocupaciones de la madre primeriza.

Existen varios factores determinantes que deben tenerse en cuenta para valorar el peso de un recién nacido: su peso nada más nacer, cómo se incrementa éste durante las primeras semanas y cómo son sus padres: genéticamente, el bebé puede heredar el peso o la altura de sus progenitores e influir en ser un niño más o menos obeso o delgado o más o menos alto.

Al parecer hay una relación entre el peso del bebé y el peso que adquiere la madre durante el embarazo. Por ejemplo, madres con bajo peso pueden dar a luz bebés con bajo peso, pero no hay una norma estricta ya que cada bebé y cada madre es un mundo diferente y además puede haber factores medio ambientales que influyan también en el peso del bebé al nacer. Por todo esto es importante hacerse los controles en el embarazo, para detectar a tiempo que el peso del bebé sea el correcto, tanto si es bajo como si es alto.

Si analizamos por edades el “peso medio” del bebé tenemos los siguientes valores:

  • Recién nacidos: el peso oscila entre 2,5 y 4 kilos de peso; normalmente en los nacidos “a término” el peso puede oscilar entre 3 y 3,5 kilos.
  • Hasta los seis meses: la media de peso que suelen ganar hasta los seis meses es de unos 600 gramos/mes.  Además los bebés pueden crecer hasta 25 cm. Durante el primer año de vida es cuando se produce el mayor crecimiento en proporción.
  • A partir del sexto mes: por norma general, desde los seis y hasta los doce meses el bebé puede ir aumentando unos 500 gramos al mes.

Hay que tener en cuenta que son valores generales, como hemos dicho anteriormente no hay que preocuparse si está un poco por encima o un poco por debajo, además hay que tener en cuenta que las niñas suelen pesar un poco menos al nacer. También debemos recordar que durante los primeros días de haber nacido los bebés experimentan una reducción del peso que puede oscilar entre un cinco o un diez por ciento.

Como el peso de los bebés puede oscilar mucho, para evitar estar preocupándonos en exceso se recomienda pesarlos una vez al mes. De esta forma si una semana solo aumenta 300 gramos y la siguiente solo 100 y la otra 200 pero en el total del mes aumenta lo que le corresponde no debemos preocuparnos. En cualquier caso, siempre deben ser controlados periódicamente por el pediatra para que pueda ir comparando su peso con el percentil que se recomienda a su edad y altura.

Foto | amerune en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 1
Loading ... Loading ...