El Modelo D de enseñanza infantil en Euskadi triunfa

Educación infantil

En el post Enseñanza infantil sin castellano en Euskadi ya destacábamos que el Modelo D de enseñanza infantil en Euskadi triunfa, y más sabiendo que la enseñanza en castellano resulta muy complicada en esta comunidad, de hecho, durante los últimos años se han realizado distintas campañas para desterrar el denominado Modelo A, modelo que comprende los estudios realizados en castellano salvo la asignatura de euskera.

El modelo A desaparece y se generaliza el modelo D de enseñanza infantil, donde todas las asignaturas se imparten en euskera, menos la asignatura de castellano. Hasta el próximo 12 de febrero está abierto el plazo de matriculación para los niños de 0 a 3 años de edad para el curso 2010-2011 y al parecer, casi tres de cada cuatro niños son matriculados en el Modelo D.

Como ya explicamos en su día, las escuelas que mantienen el Modelo A son muy reducidas y algunos padres no están de acuerdo con las intenciones del Patronato del Euskera, incluso se creó una Plataforma por la Libertad de Elección Lingüística para reivindicar el derecho de matricular a los niños en el Modelo A o en el que quisieran. Ante las peticiones de esta plataforma, el Departamento de Educación se comprometió a escuchar sus peticiones y prometió reabrir aulas con el Modelo A, pero con el condicionante de que al menos deberían realizarse 20 solicitudes. Los padres han estado reivindicando su derecho a decidir sobre el lenguaje pero la pluralidad de la oferta se reduce y parece que la única opción o salida viable es la elección del Modelo D.

El Patronato del Euskera ha enviado 1.500 cartas a aquellos padres que van a matricular a sus hijos por primera vez y les invitan a que adopten el Modelo D como la alternativa más viable para que los niños puedan ser bilingües, desde Normalización Lingüística aseguran que el modelo ofrece un bilingüismo más equilibrado. Es evidente que año tras año el modelo D se instaura con más aplomo y arrincona a otros modelos, pero especialmente al Modelo A, la prueba de ello son las cartas enviadas. Poca libertad de elección queda cuando las cuestiones políticas parecen centradas a erradicar el modelo A de la educación.

El bilingüismo o el trilingüismo son opciones muy acertadas que ofrecen mayores oportunidades de futuro a los niños, pero quizá sería interesante repartir asignaturas, es difícil instaurar un bilingüismo aceptable cuando sólo existe una asignatura en un idioma y el resto en el otro. Esto nos recuerda el post El idioma condiciona la educación, en este post conocíamos el caso de una niña con un gran nivel educativo, ya que las notas obtenidas eran de sobresaliente, pero desgraciadamente la profesora la suspendía por contestar las preguntas en castellano. Esto ocurría en la Comunidad Valenciana, el padre de la niña denunciaba la situación indicando que se trataba de un caso de mobbing en la educación, acoso escolar o discriminación, e indicaba que un padre tenía derecho a elegir el sistema educativo y el lenguaje preferido.

Sin embargo, también es obligado respetar la lengua de cada comunidad y vivir en ella supone integrarse en las costumbres o en el lenguaje, no nos parece justo el Modelo D, pero tampoco el A, quizá una fórmula más equitativa sería aceptada por los padres que reivindican el Modelo A. En la publicación digital del Diario Vasco nos proporcionan los datos sobre la trayectoria del Modelo D, pasando de un 38% en 1996 al 71% actual, como decíamos, el Modelo A no tardará mucho en desaparecer y más sabiendo que las opciones que se proporcionan para poder seguirlo son muy limitadas y complicadas, algunos niños deberían recorrer la ciudad de punta a punta para poder estudiar bajo este modelo, algo que al final aburre a los padres y a los niños.

¿Qué opinas sobre el Modelo D?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...