El mal humor en los niños

En este post, hablaremos del mal humor en niños.
Algo completamente normal si es algo pasajero y del momento, pero que hay que prestar atención, si esta situación es persistente. Los niños muchas veces no pueden expresar con palabras lo que les pasa o lo que quieren, y lo manifiestan con mal humor y agresividad.
Todo acerca del mal humor infantil, en este interesante artículo.

Típica rabieta

Típica rabieta

Es bastante frecuente que los niños, tengan mal humor y hagan las famosas “rabietas”, y a esto se lo considera algo normal, siempre y cuando sea algo circunstancial y momentáneo.

Estas rabietas y enojos, son su manera de relacionarse y de comunicarse, por ejemplo, es normal que los niños cuando tienen sueño o están cansados, se pongan malhumorados o incluso, cuando tengan hambre y no lo sepan expresar con palabras, lo manifiesten de esta manera.

Pero también es verdad que si este estado de ánimo se vuelve algo constante, es necesario consultar con un especialista, ya que puede existir un conflicto interno o en la familia del niño.

Muchas de esas rabietas, tienen que ver con la etapa madurativa del niño, y suelen presentarse alrededor de los dos años.


Gritos, pataleos y llantos, son algo de casi todos los días y pueden incomodar a más de un papá, sobre todo si manifiestan estas rabietas en algún lugar público.

Muchas veces, a través de estos episodios, los niños ponen a prueba la paciencia de sus padres.

Los niños son impulsivos y expresan sus deseos de esta manera, pero es el deber de los papás, enseñarles a comenzar a controlar sus enojos, reflexionando sobre su manera de actuar y explicándoles que de esa manera, no van a conseguir nada.

Generalmente las rabietas son pasajeras

Generalmente las rabietas son pasajeras

Si el malhumor es constante, o el niño experimenta tristeza, entonces es momento de prestar atención, porque evidentemente existe algún conflicto que el niño no puede superar, algo que también puede expresarse con agresividad o hiperactividad, y son todas formas de llamar la atención.

Es frecuente que muchas veces, los pequeños no sepan que es lo que les está molestando y no lo puedan expresar con palabras, y entonces lo exteriorizan con agresividad y mal humor.

Según los especialistas, recién a la edad de cinco años, los niños son capaces de expresar con palabras que es lo que les pasa.

En relación a esto, es bueno recordar que los límites que les pongamos a nuestros hijos, los ayudarán a crecer.

Lo fundamental, es tenerles paciencia y favorecer un ambiente relajado, en donde haya buen humor y alegría.

Fuente: Guía para Padres
Foto 1 de Jen SFO-BCN
Foto 2 de eljuampa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...