El humo del tabaco y el cáncer de páncreas en los niños

Enfermedades por el tabaco

El EPIC (Prospectivo Europeo sobre Cáncer y Nutrición) ha dado a conocer la relación entre los niños expuestos al humo del tabaco y el cáncer de páncreas, tras un seguimiento realizado a casi medio millón de pacientes de 23 centros sanitarios de doce países comunitarios, se ha llegado a la conclusión de que el humo del tabaco incrementa las posibilidades de que los niños puedan sufrir cáncer de páncreas en estado adulto. Se trata de un estudio a largo plazo en el que se ha realizado un seguimiento de casi nueve años a los pacientes, de él se han obtenido diferentes conclusiones, pero la que más nos importa es la relación con el mundo de la infancia.

Al parecer, el riesgo de cáncer de páncreas se incrementa especialmente con la exposición al humo del tabaco durante la infancia, al respecto sería interesante retomar la lectura del post Tabaquismo de tercera mano, descriptiva que hace referencia a los elementos tóxicos producidos por el humo del tabaco que llegan a depositarse en cualquier superficie junto a las partículas de polvo. Aunque el niño no esté expuesto al humo directamente, si lo está de forma indirecta, estas partículas o contaminación residual les afectan de forma significativa y quizá también influye en el mayor riesgo de sufrir cáncer de páncreas.

El cáncer de páncreas es una de las neoplasias de peor pronóstico, se trata de un tumor maligno originado en la glándula pancreática responsable de segregar las enzimas digestivas que pasan al intestino delgado. También es responsable de producir insulina y otros elementos necesarios para el organismo, por lo que podemos comprobar que se trata de un órgano muy importante. Los pacientes con un cáncer de estas características tienen un índice de supervivencia de cinco años y sólo un máximo del 5% de pacientes logra sobrevivir, por otro lado, el único tratamiento es la cirugía. Es un motivo de peso que debe hacer replantear a los padres fumadores dejar el tabaco ante el riesgo que corren sus hijos al entrar en contacto con el humo del mismo.

La lista de problemas que provoca el tabaco en la infancia es muy amplia, altera el sueño de los bebés prematuros, está relacionado con las afecciones a la glándula tiroides de madre y bebé… cabe destacar que el tabaquismo pasivo mata a 165.000 niños al año, cifra que pone los pelos de punta. Por otro lado, hay que destacar la cantidad de muertes que produce en adultos y hablando del cáncer de páncreas, hay que decir que se trata de la quinta causa más frecuente de muerte por cáncer en Europa y la cuarta en Estados Unidos. Posiblemente estas cifras varíen en los próximos años al alza.

Los expertos invitan a que los adultos adquieran conciencia del problema y en beneficio de sus hijos eviten que éstos puedan vivir en un ambiente de tabaquismo con el que se incrementan las posibilidades de que los niños puedan sufrir cáncer de páncreas. Puedes conocer más detalles de la noticia publicada en Europa Press, a través de la página oficial de EPiC.

Foto | Karen Roach

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...