El fracaso escolar se debe tratar como una enfermedad

Educación en España

El fracaso escolar se debe tratar como una enfermedad, no en el sentido literal sino en la actitud que las administraciones, educadores y padres deben adoptar. Como sabemos, la detección precoz de una enfermedad permite un tratamiento más adecuado y eficiente que logra la curación o en su defecto una mejoría significativa. Lo mismo ocurre con el fracaso escolar, su detección se debe realizar en la etapa primaria, momento en el que empiezan los primeros problemas con el aprendizaje.

España sufre una tasa muy elevada de fracaso escolar, hasta un 31’9% de los estudiantes no logran obtener el título de la ESO (Educación Secundaria Obligatoria), descartando que de ese 31’9% de alumnos, el 33% de los casos de fracaso escolar son causados por problemas visuales, resta un 67% cuyas causas son variadas, de ello hablábamos en el post Factores que influyen en el fracaso escolar.

Basta dar un vistazo al informe facilitado por el Ministerio titulado “Datos y cifras: Curso Escolar 2009-2010” para darnos cuenta de que es necesario realizar un diagnóstico y una detección precoz del fracaso escolar como si de una enfermedad se tratara. En la mayoría de ocasiones la raíz del problema se encuentra en la Educación Primaria y realizar una prevención a tiempo mejoraría significativamente los resultados reduciendo la tasa de fracaso escolar.

Un artículo publicado en El País nos habla del fracaso escolar y cómo en aquellas comunidades que han promovido y financiado las medidas oportunas de prevención en la etapa primaria o anterior, han dado como resultado una reducción del fracaso escolar. Las cifras muestran que en aquellas comunidades que se invierte más en ofrecer diferentes tipos de apoyo para que los alumnos saquen adelante sus estudios, poseen una tasa más reducida de fracaso escolar.

En cambio, en aquellas comunidades en las que se trabaja menos en este campo, el fracaso escolar se dispara, en algunos casos, como por ejemplo Baleares, se alcanzan porcentajes de hasta el 40%, en el país Vasco por el contrario no supera el 15% y esto se debe al esfuerzo realizado por los profesores para ayudar a aquellos niños con problemas en determinadas asignaturas, como podemos comprobar, las diferencias son significativas.

El artículo de El País plantea la siguiente pregunta, “¿Qué sentido tiene con este panorama promover medidas contra el fracaso escolar en 4º de la ESO e iguales para toda España como se está planteando en el debate sobre el pacto educativo?”, parece evidente que el fracaso escolar se debe tratar como una enfermedad y se debe realizar un diagnóstico precoz, por tanto, las medidas deben aplicarse a una pronta edad, para quienes son más mayores algunos expertos plantean soluciones interesantes.

Educación infantil

Al parecer, en Asturias, hasta el 85% de los alumnos logra sacarse el título y este resultado se logra gracias a la aplicación de dos medidas, por un lado no existe ningún problema si el niño no logra sacarse el título a los 16 años, se anima a los niños y se les apoya para que sigan estudiando. Repetir curso tampoco es sinónimo de fracaso, los profesores indican que hay que dejar que los niños sigan estudiando para obtener el título, dejarlos salir del sistema no es la solución.

Según explican algunos profesores, los niños que han suspendido en alguna ocasión y han tenido que repetir curso, una vez en Primaria y otra en la ESO, son animados a que salgan de la educación para iniciar una etapa en otros ámbitos formativos. Para el profesor no es una medida adecuada y como ejemplo argumenta “Todos tenemos amigos que repitieron alguna vez y ahora son unos excelentes profesionales de lo que sea porque al final lograron el título, se animaron y siguieron adelante. No pasa nada. El tema de las edades no se ha tratado debidamente en este debate. En Asturias se apoya a los alumnos para que sigan estudiando hasta los 17 o 18 años, y no tiene que ser fuera de la ESO. Además, la mayoría de la gente que fracasa corresponde a un grupo muy determinado, la mayoría escolarizada en la pública en este sistema dual que tenemos pública-concertada. Sin este sistema, el problema no sería tan grave”.

Si se aplicaran medidas preventivas en los primeros años de la enseñanza infantil y además se adoptarán políticas como la comentada por Mariano Martín Gordillo, profesor de Filosofía de Secundaria de Avilés y experto en políticas educativas, posiblemente las cifras de fracaso escolar se reducirían significativamente. Hay mucho más que hablar, parece evidente que las leyes de la educación en España no han sido efectivas y todas ellas han ido sumando errores. Puntualizamos un dato de interés, sólo el 5% del alumnado obtiene un buen rendimiento escolar, dato que muestra que la excelencia académica está realmente deprimida.

España está sumida en el caos del fracaso escolar con un 31’9%, dato que muestra la necesidad de reformar de manera profunda y exhaustiva el sistema educativo, y teniendo en cuenta opiniones como la que ofrece Mariano Martín Gordillo u otros expertos que viven día a día las causas del fracaso escolar. Os recomendamos leer el artículo publicado en El País, no tiene desperdicio alguno.

Foto 1 | Woodleywonderworks
Foto 2 | PharCyder

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...