El drama de las niñas asistentas en Marruecos

Las niñas que hacen de criadas en Marruecos sufren en sus carnes una verdadera tortura, deben trabajar de sol a sol, cobran salarios miserables, reciben malos tratos, tanto psicológicos como físicos, agresiones sexuales, es un drama que no se soluciona.

A través de este vídeo podemos conocer un poco más sobre el drama de las niñas asistentas en Marruecos, o como allí las denominan, “pequeñas criadas”. Miles de niñas trabajan en ese país en un régimen de semi esclavitud, muchas horas de trabajo, sueldos ínfimos y malos tratos, de hecho, a raíz de la muerte de una pequeña criada de 14 años por malos tratos a manos de su jefa, ha vuelto a ser motivo de denuncia internacional la precaria situación de estas niñas y la violación de sus derechos. Al respecto, el parlamento marroquí anuncia que abordará el problema, aunque tal y como ha realizado el anuncio, da la impresión de que sea un modo de acallar las denuncias y pasar página.

Esta situación se denuncia desde hace años, lamentablemente sólo se toma consciencia cuando suceden hechos como el que hemos relatado, la muerte de una menor por malos tratos. Ya en el año 2005 se denunciaba que estas pequeñas sirvientas sufrían malos tratos, explotación económica, en algunos casos acoso sexual e incluso violación. Trabajan por lo que les pague, no tienen derechos y las autoridades han sido conscientes de la situación, pero no han hecho nada al respecto, son muchas las organizaciones humanitarias que han denunciado la situación de estas niñas criadas, pero pasan los años y todo sigue igual.

Algunos argumentos no tienen sentido alguno, dicen que el trabajo dignifica, pero en el caso de Marruecos, se indica que estas niñas se perfeccionan gracias al trabajo, nada más lejos de la realidad. Las jornadas de trabajo superan las 12 horas diarias, existen casos documentados de niñas que con tan sólo 5 años, no saben lo que es jugar, trabajan más de 100 horas semanales, no se les brinda descanso alguno y su salario es de unos 10 euros al mes, aunque ello depende del empleador. Parece que prefieren a las niñas de 7 y 8 años ya que son más sumisas y manejables.

La legislación marroquí sigue sin actuar, no existe regularización del trabajo que desempeñan los empleados domésticos, por otro lado, los inspectores de trabajo no cuentan con autorización para acceder a las casas privadas y verificar que no trabajan niñas menores de 15 años y en qué condiciones trabajan. A todo esto hay que añadir que en contadas ocasiones se aplican las oportunas sanciones contempladas en el código penal del país en los casos de abusos en los que están implicadas niñas que trabajan como criadas domésticas. Por ello, es difícil de creer lo que comunica el parlamento marroquí, en más de una ocasión ha anunciado que abordaría el tema para intentar solventarlo, pero la intención queda sólo en palabras.

Fátima murió el 24 de marzo por las quemaduras provocadas por el aceite hirviendo que vertió su jefa sobre ella, en el vídeo comentan otro caso de una niña de 10 años que también murió torturada, otras niñas prefirieron tirarse por la ventana, suicidarse y evitar el sufrimiento, son muchos los testimonios del drama de las niñas criadas, pero para añadir más leña al fuego, los padres son también culpables, no sólo las han obligado a trabajar, también las rechazan cuando sufren este tipo de maltrato y son acogidas temporalmente en un centro dedicado a ello. Los padres consideran que las niñas son una carga.

Hasta 80.000 niñas pueden estar trabajando como criadas y parece que los únicos que realmente se preocupan son los miembros de las organizaciones humanitarias. Ya veremos si realmente Marruecos toma cartas en el asunto o de nuevo vuelve a dar carpetazo al tema.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...