El dragón que quería ser violinista

El dragón que quería ser violinista

La lectura es muy importante y encontrar libros que llamen la atención a los más pequeños de la casa a veces puede resultar difícil. En Pequelia os seguimos recomendando cuentos y libros para que los niños puedan introducirse dentro del mundo de las letras.

El dragón que quería ser violinista es un libro escrito por Luisa Villar Liébana, ilustrado por Claudia Ranucci y pertenece a la colección Barco de Vapor.

Muchos ya conoceréis la colección Barco de Vapor de la editorial SM dedicada desde hace muchos años a la lectura infantil. Si tuviéramos que recomendar libros para niños, los títulos que forman parte de esta colección serían más que adecuados, ideales. Sus libros están clasificados en 4 apartados:

  • La serie blanca: para primeros lectores.
  • La serie azul: para niños a partir de 7 años
  • La serie naranja: para niños a partir de 9 años.
  • La serie roja: para niños a partir de 11 años.

El dragón que quería ser violinista forma parte de los libros de serie blanca, orientada para primeros lectores, especialmente se recomienda a partir de los 5 años, aunque la capacidad de lectura de cada niño es diferente, y siempre se le puede ayudar o directamente leer la historia. Lo que sí que se tendría que tener en cuenta es que es un libro (no un cuento de un par de páginas).

Los dibujos que acompañan la historia son sencillos y cariñosos.

El protagonista de El dragón que quería ser violinista es Godofredo, un dragón que despertó tras haber pasado los últimos 100 años durmiendo y se quedó maravillado del mundo que le rodeaba (los colores, el sol, la naturaleza, las flores, la luz…).
Un buen día Godofredo asiste a un fiesta en la ciudad en la que descubrirá más maravillas como por ejemplo la música. El dragón se queda encantado con el violín y decide que quiere ser violinista, pero hay un problema… sus manos son demasiado grandes para tocar el violín.

Godofredo pasará muy malos momentos descubriendo que no puede tocar el violín e intentando otros oficios para los que si está capacitado, pero todo cambiará cuando vaya a otro concierto y descubra otro instrumento: el bajo.

El mensaje del libro (o moraleja) es muy bueno, ya que a veces nos obsesionamos en algo que no podemos hacer cuando puede haber otra cosa que también nos haga feliz, así que no podemos obcecarnos en algo porque no podremos ver lo demás. Algo así como ‘que los árboles no te impidan ver el bosque’.

Su precio es de aproximadamente 6€ y lo podéis encontrar por la red y también en librerías.

Más información | Clara Ranucci

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...