El diseño y marca de las cajetillas de tabaco capta a nuevas generaciones de fumadores

Tabaco marketing

Una investigación realizada por Cancer Research (Reino Unido), determina que el diseño y marca de las cajetillas de tabaco capta a nuevas generaciones de fumadores, al parecer, la industria del tabaco ha diseñado las cajetillas para que resulten atractivas a los niños, un primer paso para que terminen probando el tabaco en un futuro. Según la investigación, los resultados son escalofriantes y muestran el gran poder de una marca y su comercialización por parte de la industria tabaquera.

En este estudio se realizó una encuesta a un grupo de niños con edades comprendidas entre los seis y los once años a los que se les preguntó qué pensaban o qué les inspiraba la imagen de un paquete de cigarrillos. Las respuestas de los niños son bastante curiosas y están sujetas al tipo de paquete, “me recuerda a un Ferrari”, “te hace sentir que están en un país maravilloso”, etc. Muchas respuestas se asocian a la atracción que sienten los niños por los colores y marcas, aunque evidentemente no tienen comprensión del veneno mortal que en los paquetes de cigarrillos se encierra.

Durante los últimos diez años la variedad de diseños de cajetillas de tabaco se ha multiplicado, algo lógico teniendo en cuenta que se ha ido acotando la publicidad del tabaco en los medios de comunicación, de hecho, las empresas dedicadas al tabaco reconocen que los envases de los cigarrillos son elementos clave que permiten promocionar sus productos. Esta industria pretende captar futuros fumadores, y por ello, ahora desde Cancer Research se solicita que se eliminen las marcas y colores de los paquetes de tabaco, un intento por evitar que los niños puedan sentirse atraídos y que en un futuro empiecen con el hábito de fumar.

En el estudio también participó un grupo de jóvenes de 15 años de edad, se pretendía constatar el grado de influencia de las cajetillas. Los chicos se sentían atraídos por aquellas cajetillas que les inspiraban confianza o les sugerían madurez y popularidad, las chicas en cambio, se sentían atraídas por las cajetillas que les recordaban al chocolate, un perfume, el maquillaje, etc., no citaremos las marcas pero podréis conocerlas a través del artículo de The Independent.

La solución pasa por comercializar un diseño estándar en color verde, que no capte la atención de los niños (lo podeis ver en la fotografía), además del color, se incluye la correspondiente información e imágenes explicitas que muestran los riesgos del tabaco. El resultado ha sido determinante, los niños al ver las cajetillas tenían una reacción distinta y por supuesto negativa para quienes dominan el negocio del tabaco, lo que muestra que hay que atajar el marketing de las cajetillas de tabaco para reducir el riesgo de que futuras generaciones empiecen a fumar.

Por supuesto, la industria del sector ya ha dado a conocer su opinión, indican que no existen evidencias que demuestren que el cambio de formato de las cajetillas pueda reducir el tabaquismo entre los jóvenes, esto es como cuando decían que el tabaco no producía enfermedades y no mataba. Podéis conocer más detalles de la investigación y ver un vídeo con las respuestas de los niños a través del artículo de Cancer Research

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...