El desayuno reduce el riesgo de sobrepeso y obesidad en las niñas

Una nueva investigación pone de manifiesto que las niñas que desayunan habitualmente reducen más el riesgo de sufrir sobrepeso u obesidad, en comparación con las niñas que no desayunan todos los días.

Alimentación infantil

Un estudio desarrollado por investigadores del Instituto de Investigación y Educación para la Salud Infantil de Chipre, concluye que las niñas que desayunan a diario son menos propensas a sufrir sobrepeso que las que no desayunan todos los días. La investigación tenía como objetivo determinar la asociación entre el desayuno de calidad de los niños y los factores de riesgo cardiometabólico, es decir, la posibilidad de que se pueda desarrollar una enfermedad cardiovascular o diabetes del tipo 2. Hay que decir que este riesgo no es una enfermedad en concreto, sino un grupo de trastornos cardiovasculares y metabólicos.

En la investigación se trabajó con un grupo de 1.558 niños de Chipre con edades comprendidas entre los cuatro y ocho años, mediante un cuestionario realizado a los padres se evaluó la frecuencia con la que los pequeños desayunaban, también se tomaron datos sobre el IMC (Índice de Masa Corporal), se midió la circunferencia de la cintura, se analizó la cantidad de lípidos en sangre y se midieron los valores de la presión arterial, todo en relación a la frecuencia del desayuno. Los expertos constataron que los niños que desayunaban a diario tenían un mejor perfil y valores normales, aunque se determinó especialmente que el desayuno reduce el riesgo de sobrepeso y obesidad en las niñas más que en los niños.

Los investigadores sugieren que esta diferencia entre niños y niñas que desayunan habitualmente podría explicarse por el nivel de actividad física, aunque se trata de una teoría y será necesario desarrollar nuevas investigaciones que puedan determinar que la actividad física es el factor responsable. Los niños que comían cereales preparados para el desayuno, tenían un mejor perfil en la ingesta de nutrientes, en cambio, aquellos que desayunaban productos de pastelería y bollería industrial, tenían perfiles nutricionales más desfavorables, esta es una conclusión a la que podríamos llegar sin necesidad de llevar a cabo ninguna investigación, ya sabemos, estos productos ofrecen una gran cantidad de calorías vacías, su aporte nutricional es mucho más reducido.

No se trata sólo de desayunar a diario, también se debe tener en cuenta qué es lo que se desayuna. En el caso de los niños que desayunaban bollería industrial, la ingesta de grasas llegaba a alcanzar hasta un 38% de la energía total aportada a través de los nutrientes. Los expertos quieren promover el valor del desayuno y su carácter beneficioso, pero también quieren educar a los padres para que tomen las decisiones acertadas sobre qué alimentos se deben tomar durante el desayuno, es muy importante que la primera comida del día aporte los nutrientes necesarios para afrontar el inicio del día, así mismo, se ha de reducir la ingesta de grasas y azúcares.

Según la investigación, el desayuno más popular consumido por un 41’2% de los niños y un 39’1% de las niñas, es un vaso de leche sola, entera, semidesnatada o desnatada, a la que se le adiciona azúcar o preparados de chocolate. Los cereales preparados para el desayuno fueron consumidos por un 25’6% de los niños y un 25’7% de las niñas, los productos de pastelería y bollería fueron consumidos por un 7’6% de los niños y un 8% de las niñas. Finalmente, el 25’6% de los niños y el 27’2% de las niñas tomaron otros alimentos para desayunar, como podemos comprobar, las cifras son bastante similares en ambos géneros, sin embargo, las niñas fueron menos propensas a sufrir sobrepeso u obesidad, de ahí que se baraje que la actividad física sea la causante de la diferencia.

Las niñas tenían un mejor perfil en todas las mediciones realizadas, este será el tema de la nueva investigación que se desarrolle. Al margen de este dato, los expertos apuntan que es muy importante desayunar a diario y que debe lanzarse un mensaje de salud pública sobre esta cuestión. La verdad, esto no es algo nuevo, durante años hemos hablado en Pequelia sobre la importancia del desayuno y hemos conocido todo tipo de estudios que apuntan la necesidad de que sea de carácter obligatorio, sin embargo, resulta interesante saber que en las niñas se reduce el riesgo de sobrepeso y obesidad, seguramente no tardaremos en conocer por qué. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en Informa Healt care.

Foto | Raia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...