El consumo de frutas y verduras mejora el rendimiento intelectual de los niños

frutas_verduras_ninyos

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Alberta (Canadá), ha concluido que el consumo de frutas y verduras mejora el rendimiento intelectual de los niños. No es algo nuevo saber que la alimentación influye en la capacidad intelectual, de hecho, durante los últimos años se han realizado numerosos estudios en torno a este tema.

Lo que resulta nuevo es el meticuloso estudio que los expertos han realizado buscando qué aspectos de la dieta son los que más influyen para tener un buen rendimiento intelectual.

En la investigación denominada Estudio sobre el estilo de vida de los niños y el rendimiento escolar, se tomaron los datos pertenecientes a 5.200 niños que cursaban quinto de primaria, los investigadores analizaron diferentes variables, un primer paso analizó la salud, la nutrición de los niños, el rendimiento escolar y los factores socioeconómicos.

También se tuvo en cuenta el peso que presentaban, la estatura y finalmente se realizó un cuestionario al que contestaron los padres indicando qué tipo de alimentación seguían sus hijos.

Se realizó una escala de valores sobre la alimentación, clasificadas en cuatro categorías: variada, moderada, equilibrada y adecuada. En cada una de estas categorías se valoraron los aportes nutricionales y componentes esenciales que ofrecía cada dieta. Una vez encasillados todos los estudiantes se procedió, al cabo de seis meses, a una evaluación de competencias elementales, es decir, su capacidad de comprensión lectora. Después se cotejaron los datos obtenidos con la dieta que mantenían.

Los resultados arrojaban claramente que el mayor consumo de frutas, verduras y productos con pocas calorías, estaba relacionado con una tasa de mejores notas de los escolares. Por supuesto la situación del niño también influía, situación matrimonial de los padres, nivel socioeconómico, ubicación del colegio… sin embargo, se pudo evidenciar que el consumo de frutas y verduras mejoraban en todos los casos el rendimiento.

La calidad de la dieta que mantiene un niño es de vital importancia, pero no sólo para el desarrollo intelectual, además es un modo de mantener un estado de salud óptimo y alejarse de lo que hoy en día se considera la epidemia del siglo XXI, el sobrepeso y la obesidad. Es recomendable que las frutas y las verduras se encuentren muy presentes en la alimentación infantil, es un modo de construir un buen futuro para nuestros hijos.

Vía | Nutraingredientes
Más información | Journal of School Healt

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...