El comportamiento sedentario entre los niños y adolescentes españoles

El Estudio ANIBES ha analizado el comportamiento sedentario entre los niños y adolescentes españoles, en relación al uso de las videoconsolas, el ordenador o la televisión. Las conclusiones obtenidas muestran que tanto niños como adolescentes pasan demasiado tiempo frente a los dispositivos tecnológicos, lo que obliga a actuar para reducir el sedentarismo.

Sedentarismo infantil

El Estudio ANIBES sobre encuestas de alimentación y nutrición es una investigación llevada a cabo por la Fundación Española de la Nutrición (FEN) en colaboración con un comité de científicos en el que se aúna evaluación, datos antropométricos, ingesta de macronutrientes y micronutrientes, nivel de actividad física y datos socioeconómicos de la población, especialmente de los niños y adolescentes de 9 a 17 años.

Pues bien, se han publicado los resultados de este estudio con el título ‘Sedentarismo en niños y adolescentes españoles: resultados del estudio científico Anibes’, en el que se analizan los hábitos sedentarios de los niños y adolescentes, la disponibilidad de los dispositivos electrónicos en los hogares, y las causas que provocan que este segmento poblacional pase demasiado tiempo frente a las pantallas de estos aparatos.

Según los resultados, un 48,4% de los participantes pasaba más de dos horas diarias frente a una pantalla independientemente del día de la semana. Un 49,3% superaba este tiempo entre semana y un 84% lo superaba durante los fines de semana. El consumo de pantallas es mayor en adolescentes que en niños, con respecto a la diferencia entre sexos, se ha observado que la única diferencia es que los niños pasan más tiempo jugando a juegos de videoconsolas u ordenadores que las niñas en los días de diario.

Sin realizar distinciones de sexo, casi un 38’5% de los niños y un 60% de los adolescentes, pasan dos horas diarias frente a las pantallas, este porcentaje se incrementa a un 82’2% y un 85’8% respectivamente durante los fines de semana. El estudio muestra que más del 30% de niños y adolescentes tenían en su habitación un ordenador o una consola, por otro lado, un 44% de la población masculina aseguró que contaba con tres o más televisiones en casa. Según los resultados, el dispositivo más utilizado entre niños y adolescentes es la videoconsola, en el caso de la población femenina estudiada, la televisión es la pantalla más consumida.

Los investigadores explican que sólo el 12’1% de los niños y el 26’9% de las niñas no tenían consolas en el hogar, pero esta cifra disminuirá año tras año tal y como hemos podido conocer a través de otros estudios en los que también se ha tratado el tema del consumo de dispositivos digitales.

La televisión es la pantalla que más se consume durante el fin de semana independientemente del sexo y edad, destacando que un 57’7% de los niños y un 59’8% de los adolescentes la veían más de dos horas diarias. Entre semana los porcentajes del segmento poblacional que ve más de dos horas diarias la televisión se reducen, en el caso de los niños a un 16’9% y en el caso de los adolescentes a un 25’1%, sin que existan diferencias significativas por sexo.

Los juegos de videoconsola y ordenador se consumen sobre todo los fines de semana, destacando que los adolescentes son los que más tiempo pasan jugando entre semana o los fines de semana. Por otro lado, los adolescentes tenían más acceso a estos juegos que los niños durante el fin de semana, quizá tenga que ver con que los niños cuando son más pequeños acompañan a sus padres en los paseos y salidas, los adolescentes se suelen quedar muchas veces en casa.

Sobre el uso de internet, durante los fines de semana se navega mucho más por razones distintas al estudio que entre semana, algo lógico. Por otro lado, se destaca que un alto porcentaje de niños y adolescentes utilizaban internet más de dos horas al día. Entre semana destacan los adolescentes por ser los que más navegan por la red sin que su actividad tenga algo que ver con los estudios. En el ámbito educacional, el acceso a internet es mucho menor en los niños que en los adolescentes durante el fin de semana, aquí tampoco se han apreciado diferencias por sexo.

El acceso a las pantallas de los dispositivos electrónicos, tanto en el salón como en la habitación, es elevado, prácticamente toda la muestra del estudio contaba con una televisión en su casa, un 90% tenía al menos un ordenador, y un 61% una videoconsola. En general, la población masculina tiene más televisiones y consolas en su casa y especialmente en el dormitorio que la población femenina.

Con estos datos se muestra que la probabilidad de realizar actividades sedentarias es como mínimo de dos horas diarias, si un niño o adolescente tiene una televisión o una videoconsola en la habitación, el tiempo dedicado a actividades sedentarias se incrementa. A continuación podéis ver una tabla con el tiempo que se dedica a realizar actividades sedentarias según el grupo de edad.

Sedentarismo

Los expertos concluyen que en base a los resultados obtenidos, es necesario reducir las actividades y comportamientos sedentarios, para ello hay que hacer un mayor esfuerzo para disminuir el tiempo que niños y adolescentes pasan sentados delante de los dispositivos por razones que no guardan relación con el estudio. Dados los resultados, parece que es necesario realizar intervenciones sobre todo en los fines de semana, dado que es cuando más se utilizan los aparatos. Es necesario promover las actividades físicas en los diferentes ámbitos, en la comunidad, en el colegio y en familia, a fin de reducir la inactividad.

El estudio proporciona muchos datos, pero curiosamente no se hace ni una sola referencia a los teléfonos móviles o las tabletas, por lo que se puede deducir que el tiempo de actividad sedentaria podría ser mucho mayor si se hubieran computado los datos correspondientes. Es evidente que los niños pasan demasiadas horas frente a los dispositivos digitales, por lo que es necesario que los padres marquen unas pautas de consumo, merece la pena retomar la lectura de este post en el que se apuntaba la necesidad de crear nuevas directrices sobre el consumo de pantallas en la infancia, ya que la regla de que los niños vean menos de dos horas al día la televisión ya no es aplicable.

Podéis conocer todos los resultados de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica BMC Public Health.

Foto | donnierayjones

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...