¿El cannabis medicinal puede ayudar a los niños con discapacidad intelectual o con problemas de conducta?

Un estudio australiano tiene como objetivo determinar si el cannabis medicinal puede ayudar a los niños con discapacidad intelectual o con problemas de conducta. De momento no hay respuestas, pero se espera poder contar con información científica de calidad que determine la viabilidad del uso del cannabis y concretamente de sus componentes no psicoactivos en estos niños.

Cannabis terapéutico

Un estudio desarrollado por el Instituto de Investigación Infantil Murdoch de Australia analiza si el cannabis medicinal puede ayudar a los niños con discapacidad intelectual o con problemas de conducta. Se trata de un estudio piloto en el que sólo participan 10 niños con edades comprendidas entre los 8 y los 16 años, que pretende evaluar la viabilidad y beneficios del tratamiento con cannabis terapéutico antes de lanzarse a un estudio más amplio.

Merece la pena recordar que en algunos estados de Estados Unidos está legalizado utilizar la marihuana terapéutica para tratar la epilepsia infantil, el Síndrome de Dravet y otros problemas de salud. Recordemos que se trata de un tipo de cannabis que tiene mínimas propiedades psicoactivas y un alto contenido en cannabidiol, componente no psicoactivo adecuado para las aplicaciones médicas. En esta nueva investigación se considera que el cannabis medicinal podría reducir los incidentes de agresión y autolesiones en los niños, sustituyendo a los antidepresivos y los antipsicóticos que se utilizan en la actualidad y que tienen graves efectos secundarios.

Los expertos comentan que se ha desarrollado poca investigación sobre nuevos medicamentos que sean capaces de ayudar a los niños con discapacidad intelectual y problemas graves de conducta, pero está demostrado que el cannabis medicinal es eficaz para tratar diversas enfermedades como las antes comentadas, la esclerosis múltiple en los adultos o los efectos secundarios de la quimioterapia, lo que indica que es factible estudiar otras aplicaciones médicas.

El año pasado la FDA (Agencia de Medicamentos y Alimentación) aprobó en Estados Unidos el cannabis medicinal para tratar dos formas raras de epilepsias en la infancia, lo que supuso un hito, ya que se aprobaba oficialmente un compuesto derivado del cannabis para uso médico. Este hecho y el creciente volumen de evidencias que sugieren que este compuesto es efectivo para reducir la incidencia de autolesiones y agresión física en niños con discapacidad intelectual, ha, impulsado la investigación australiana, ya que en la actualidad no existen investigaciones científicas de calidad en este área.

La investigación se centra en el cannabidiol y, de momento, no está claro lo efectivo y seguro que puede ser este compuesto para los tratamientos en la infancia, especialmente en niños pequeños. Es decir, de momento no hay respuestas concluyentes, ya que los datos con los que se contaba se basaban en evidencias anecdóticas y lo que se requiere son evidencias científicas. Aquí leemos que los expertos comentan que en la actualidad, en Estados Unidos se investiga la aplicación del cannabis terapéutico en niños diagnosticados con trastornos del espectro autista (TEA), iniciándose a principios de año un primer gran ensayo en el que se examina la eficacia del Cannabidivarin, un cannabinoide no psicoactivo del cannabis.

Los investigadores explican que, de momento, no se puede asesorar sobre la efectividad del cannabis medicinal para niños con problemas graves de conducta, pero con la investigación iniciada se espera poder llenar ese vacío de conocimiento con trabajos de investigación de calidad. A través de la página web del Instituto de Investigación Infantil Murdoch podréis conocer más detalles sobre este trabajo.

Foto | Demietrich Baker

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...