El cambio de hora se realizará el 31 de marzo, ¿de qué forma afectará a los niños?

El cambio de hora se realizará el 31 de marzo, concretamente en la madrugada del sábado 30 al domingo 31 de marzo, ¿de qué forma afectará a los niños? Este cambio altera el biorritmo, los patrones y las rutinas, una simple variación de una hora les puede provocar irritabilidad, ansiedad, cansancio, problemas de sueño, etc.

Cambiar a horario de verano

Como es habitual, cada último domingo del mes de marzo se realizará el cambio de hora, en la madrugada del sábado día 30 al domingo 31 de marzo los relojes se adelantarán una hora, a las 02:00 de la mañana serán las 03:00. Por supuesto, y como cada año, se vuelve a debatir sobre el tema, es un cambio que no parece atender a razones coherentes, ya que se ha demostrado que apenas se ahorra energía con la medida, y afecta al biorritmo de las personas, siendo los más pequeños los que más lo notan.

Recordemos que la intención de la Unión Europea es acabar con el cambio de hora, para la Comisión Europea no tiene sentido que se siga regulando el cambio de hora bianual, considerando que deben ser los países miembros los que puedan elegir si quieren que sus ciudadanos vivan con el horario de verano o con el de invierno. En principio, la CE propuso que el último cambio de hora se realizase este año, sea en marzo u octubre, pero ha tenido que retrasar la medida hasta el año 2021 por falta de consenso.

En España, el Gobierno aprobó la creación de una comisión de expertos que tenía que estudiar las consecuencias de esta medida, mientras, habrá que esperar como mínimo hasta el año 2021, dando tiempo a todos los países para que decidan si quieren quedarse con el horario de verano o de invierno, comunicándolo a la UE en abril de 2020 como muy tarde.

Volviendo al tema, ¿de qué forma afectará a los niños el cambio de hora?, el reloj biológico es el que más los sufre, quizá parece poco una sola hora, pero es suficiente como para provocar una alteración de las pautas, rutinas y patrones de todo el día, la hora de las comidas, la hora de irse a dormir y levantarse, etc. Este pequeño cambio temporal puede provocar durante unos días en los niños nerviosismo, malhumor, ansiedad, irritabilidad, problemas de atención, desánimo, etc.

Claro, que todo depende de la edad, la adaptación al nuevo horario puede variar entre tres y siete días hasta que se vuelva a seguir con el ritmo habitual antes del cambio. Acostarse antes puede provocar la aparición de problemas para conciliar el sueño y problemas para despertarse, el movimiento de una simple hora afecta de lleno a los niños, ya que, como hemos comentado en otras ocasiones, necesitan seguir unas rutinas y el cambio se las altera todas.

Se pueden contrarrestar, en cierta medida, los efectos del cambio horario en los niños desde ya, se pueden ir empezando a cambiar gradualmente algunas rutinas (las que sean posibles), de este modo, cuando llegue el cambio de hora no afectará de forma significativa a los niños. Se puede ir acostumbrando a los niños para que se acuesten 15 minutos antes de la hora habitual, y lo mismo por la mañana, levantarse 15 minutos antes. Al cabo de unos días podemos aumentar este tiempo a 30 minutos y unos días antes de que se deba realizar el cambio, aumentar el tiempo a 45 minutos.

Esta misma técnica se puede aplicar a las horas de comer, las horas de juego y cualquier otra rutina, y ya puestos, dado que el cambio de hora también afecta al biorritmo de los adultos, podemos poner en práctica la misma maniobra, para que nos afecte lo menos posible y asimilemos el nuevo horario sin complicaciones. Así que ya lo sabéis, la madrugada del sábado 30 de marzo al domingo 31 hay que adelantar los relojes una hora, aunque la mayoría de nosotros la adelantaremos o bien en la noche del sábado o cuando nos levantemos el domingo por la mañana.

Sobre el final del cambio de hora, en teoría el último cambio se realizará en marzo de 2021 para quienes elijan el horario de verano, para quienes elijan el horario de invierno el último cambio se realizará en octubre de 2021. Decimos en teoría porque la Eurocámara puede prorrogar un año más el último cambio definitivo de horario, por lo que quizá la situación se alargue hasta el año 2022.

Foto | Amanda Truss

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...