El cambio de hora afecta a los niños

En tres semanas se realizará el cambio de hora, las manecillas del reloj se adelantarán una hora para aprovechar mejor la luz natural y reducir el gasto energético. Da la impresión de que una hora no supone mucho, sin embargo, el cambio de hora afecta a los niños, les provoca problemas de atención, irritabilidad, desánimo o cansancio.

Cambio al horario de verano

El próximo 27 de marzo se adelantarán los relojes una hora, este cambio de horario se realiza con el argumento del ahorro energético, pues se aprovecha más la luz solar y se utiliza menos electricidad. Cada año se habla de este tema, hay quien dice que el ahorro que se obtiene es mínimo, aunque el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) lo cifra en un 5% del consumo energético.

El cambio de hora afecta a los niños, sobre todo al reloj biológico, ya que les provoca trastornos del sueño. Es sólo una hora, pero es más que suficiente para alterar los patrones y rutinas establecidas. Dependiendo de cada niño, el proceso de adaptación al nuevo horario varía de 2 a 7 días, pero como norma general a los 2 o 3 días se suele recuperar el ritmo habitual, lo mismo ocurre cuando el reloj se atrasa una hora en octubre, aunque quizá el impacto es menor.

Como decíamos, es sólo una hora, pero es tiempo más que suficiente para alterar el reloj biológico, así lo explicaba el doctor Gonzalo Pin, coordinador del Grupo de Sueño de la Asociación Española de Pediatría (AEPED). Según el experto, este cambio provoca en los niños problemas de atención, irritabilidad, desánimo o cansancio, especialmente durante las primeras horas de clase. Como los niños se ven obligados según el nuevo horario a acostarse más temprano, pueden aparecer problemas para conciliar el sueño, lo que deriva en un déficit de horas de sueño.

Es posible contrarrestar o aliviar los efectos del cambio de hora, la Asociación Española de Pediatría realiza una serie de recomendaciones que merece la pena tener en cuenta para que los niños no noten de una forma tan drástica el cambio. Hay que empezar unos días antes de que se produzca el cambio de hora que se realizará el próximo 27 de marzo, hay que procurar ir adelantando 15 minutos la hora de acostarse y levantarse, la hora de comer, la hora de jugar, etc.

Gradualmente se va incrementando el tiempo, facilitando al organismo adaptarse, de modo que cuando llega el cambio horario, los niños apenas lo van a notar. Es preferible empezar con esta estrategia al menos una semana antes de que se cambie la hora, por otro lado, merece la pena que este cambio gradual lo realicen todos los miembros de la familia, de este modo le resultará más fácil la adaptación a los niños y también a los adultos, ya que también nos afecta.

Cambio de hora

No está de más explicar a los niños la razón por la que se cambia la hora del reloj dos veces al año, qué ocurre con esta práctica y qué beneficios se obtienen. Sobre estas líneas, y como curiosidad, podéis ver un mapa en el que aparecen en azul los países que realizan el cambio de hora, en naranja los que ya no realizan el cambio, y en rojo aquellos países que nunca han adelantado el reloj.

Foto 1 | Miika Silfverberg
Foto 2 | Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...