El bullying o acoso escolar es peor que el maltrato de los niños por adultos

Un estudio muestra que las consecuencias del acoso escolar o bullying, son peores que las resultantes del maltrato que los niños puedan sufrir por parte de adultos.

investigación sobre el maltrato infantil

Según una investigación realizada por un grupo de psicólogos de la Universidad de Warwick (Reino Unido), el acoso escolar tiene peores consecuencias para los niños que el maltrato que puedan sufrir por parte de los adultos. En el estudio se destaca que el bullying en cualquiera de sus formas, sea de tipo físico, psicológico o verbal, tiene graves consecuencias negativas para los niños que lo sufren, teniendo más riesgo de padecer diferentes problemas de salud mental en estado adulto, depresión, ansiedad, ideas suicidas, etc., de hecho, algunos estudios han demostrado que 40 años después de sufrir el acoso escolar, se siguen padeciendo sus consecuencias.

En Pequelia también hemos hablado del maltrato infantil por adultos, los niños sufren sus consecuencias siendo en un futuro adultos traumatizados y con dificultades para poder relacionarse socialmente. Por ello nos sorprende un poco este estudio y la diferencia que realiza entre ambos tipos de maltrato.

Para llegar a la conclusión de que el bullying o acoso escolar es peor que el maltrato de los niños por adultos, los expertos realizaron un análisis de las tasas de acoso de 38 países del mundo en los que uno de cada tres menores ha sufrido acoso escolar. También se procedió a evaluar las consecuencias del bullying de forma individual, analizando a estudiantes que sólo habían sufrido este tipo de maltrato.

Los datos obtenidos se compararon con los resultados del análisis de un grupo de víctimas que habían sufrido maltrato por parte de adultos. Se realizó una medición de los efectos en la salud mental en la infancia y posterior seguimiento hasta que cumplieron los 18 años de edad. A estos resultados hay que añadir los obtenidos en otros estudios. Tras finalizar las mediciones se llegó a la conclusión de que un 17% de los niños que habían sido maltratados tenían secuelas en la salud mental, pero este porcentaje se duplicó alcanzando el 36% en los niños que habían sufrido bullying o acoso escolar.

En lo que se refiere a las consecuencias negativas en cada grupo, se analizaron por separado para conocer el impacto, por ejemplo, hablando de la ansiedad, estaba presente en el 8% de los niños que habían sido maltratados, frente al 25% de los niños que habían sufrido acoso escolar. Aunque los investigadores apuntan que el bullying tiene graves consecuencias en los niños y que debe evitarse a toda costa, también deberían haberse pronunciado de igual modo ante el maltrato infantil por parte de adultos, sobre esta cuestión merece la pena retomar la lectura de este post.

Podéis conocer todos los detalles de esta investigación a través de este artículo publicado en la revista científica The Lancet Psychiatry.

Foto | Siri Guariach

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...