El bullying afecta más a las niñas

acoso escolar

El bullying afecta más a las niñas, así se desprende en un estudio realizado por el Instituto Psiquiátrico de Nueva York y de la Universidad de Columbia en el que se toma como referencia la investigación Estudio Epidemiológico y Multicéntrico de Psiquiatría Infantil en Finlandia, en el que durante ocho años se realizó un seguimiento del acoso escolar y la victimización de los niños entre los 7 y los 16 años de edad.

Sufrir bullying o acoso, aumenta el riesgo de suicidio en los niños antes de que cumplan los 25 años, pero además, este riesgo es mayor en el género femenino. Los investigadores indican que si se lograra eliminar la victimización escolar de las niñas, el número de suicidios relacionados con el bullying femenino se reduciría un 10%. Lo cierto es que este número aún se reduciría más si se incluyeran a los niños.

Eliminar el bullying debe ser una tarea colectiva en la que participen educadores, padres, instituciones y no sólo para evitar el suicidio, sino para mejorar la calidad de vida de muchos niños que lo sufren.

Los especialistas indican que es necesario que incluso los especialistas médicos intenten descubrir a través de sus chequeos habituales si los niños están sufriendo bullying. En la investigación, los especialistas tuvieron en cuenta los datos aportados en el estudio finlandés en el que se mostraban los datos de 5.302 niños finlandeses nacidos en 1981. Se recopilaron los datos en los que se mostraba si a la edad de 8 años los niños habían sido víctimas o acosadores gracias a la información facilitada por padres y profesores.

Parece ser que en ambos casos el bullying afecta negativamente a los niños, ser acosador se traduce en sufrir un trastorno antisocial de la personalidad, sin embargo, la peor parte se la llevarían los niños maltratados, no sólo sufrirían ansiedad o depresión, también se eleva el riesgo de intentar quitarse la vida. Así lo indican en el estudio publicado en el Journal of Academy Child and Adolescent Psychiatry.

Los investigadores estudiaron además los datos ofrecidos por los hospitales finlandeses en un periodo comprendido entre el año 1995 y el 2005 para encontrar la relación entre el suicidio y el bullying sufrido, también tuvieron en cuenta los casos de depresión para que estos no alteraran los datos que se obtendrían en el estudio. Un 47,2% de los chicos y un 23% de las chicas fueron acosadores de otros compañeros en alguna ocasión, y dentro de estos datos, en un 9% de los niños, el bullying era una práctica habitual, mientras que en las niñas sólo era habitual en un 0,9%.

En el caso de haber sufrido acoso, el 47,8% de los niños y el 36% de las niñas que confesaron haber sido víctimas en alguna ocasión, y de estos, era de forma habitual en un 9% y un 3% respectivamente. Estos datos se cotejaron con el número de fallecidos antes de cumplir los 25 años, 16 chicas (11%) y 24 chicos (54%), mientras que los intentos de suicidio se cifraron en 25 casos de chicas y 17 de chicos.

Siendo victimas o acosadores, los riesgos o la ejecución de suicidios aumentan en comparación con quienes no han padecido bullying, y esto se eleva de manera más significativa en el género femenino.

Los autores del estudio indican que la razón es que las niñas son más vulnerables a los acontecimientos estresantes a los que deben enfrentarse. Resulta evidente que es necesario frenar a toda costa el acoso en ambos casos y por ello deben diseñarse estrategias de educación que permitan reducir el bullying y no sólo para reducir los casos de suicidio que, aunque no son pocos, son muchos más los casos de niños que quedan marcados de por vida por el acoso.

Vía | El Mundo
Foto| hyperscholar

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...