El Bisfenol A provoca problemas emocionales en las niñas

Un nuevo estudio desarrollado por la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP), ha informado que la exposición durante el embarazo al Bisfenol A (BPA) una sustancia que como bien sabemos se encuentra presente en la composición de ciertos plásticos duros, tendría una relación directa con el desarrollo de ciertos problemas de comportamiento y emocionales específicamente en las niñas.

Las conclusiones del nuevo estudio han sido publicadas en la revista Pediatrics, el BPA se encuentra en gran cantidad de elementos de uso cotidiano de las embarazadas e inclusive, en productos de bebés, como biberones, chupetes o ciertos elementos para la comida, por lo que las niñas se verían sumamente afectadas por ser particularmente sensibles a esa sustancia, presentando problemas de conducta hacia los tres años de edad.

Los estudios se llevaron adelante bajo la coordinación de Joe M. Braun, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en Boston, Massachusetts, y son concluyentes sobre el hecho de que la exposición dururante la etapa gestacional a elementos que contengan BPA puede afectar directamente la función neuroconductual del feto, siendo las niñas llamativamente, mucho más sensibles a esos efectos que los niños.

En el estudio que llevó adelante la AAP, donde participaron especialistas de universidades de Carolina del Norte, Ohio, Cincinnati y Vancouver, Canadá, se contó con la participación de un total de 244 madres, todas ellas contaban con entre 16 y 26 semanas de gestación, luego se analizó a cada uno de los bebés nacidos desde el vientre materno y hasta los tres años de edad, un trabajo que recibió el título de  “Impacto de la exposición temprana al Bisfenol-A sobre el comportamiento y la función ejecutiva en niños”.

Se recolectaron muestras de orina de las madres tanto durante el tiempo de embarazo como en el momento del parto y se evaluó de forma anual a los niños hasta los tres años. Gracias al informe se pudo comprobar que la madre pasa al feto, por su cordón umbilical y por la leche materna, hormonas que portan Bisfenol A que han ido acumulándose en su cuerpo con el tiempo. El químico existe desde 1891 y desde 1930 se sospecha de los daños que ocasiona en los niños, entre los que destacan agresividad, hiperactividad y deterioro tanto social como cognitivo.

Vía |  El Universal
Foto | Inmagine

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...