El amigo imaginario

El amigo imaginario

Hay momentos en que los pequeños deciden crearse un amigo imaginario, y nos sorprenden con un parloteo constante con un personaje invisible que les acompaña a todos los lugares donde van. Puede ser niño, niña, adulto, un personaje fantástico e incluso un animal.

La aparición de el amigo imaginario es una expresión de creatividad del niño, cuando se aburren o cuando nunca tienen con quién jugar crean este personaje que les acompaña y les escucha constantemente. No hay porqué preocuparse ya que este nuevo amigo es una etapa más del crecimiento del niño que aparece entre los dos o tres años y suele desaparecer sobre los seis cuando ya hace amistades reales en el colegio, entiende el lenguaje bien y es capaz de usar la lógica.

El amigo imaginario les ayuda a liberar sus sentimientos positivos y negativos, consiguen más confianza en si mismos ya que si su amigo supera los problemas ellos le acompañan y los superan también, tendrán más autoestima, controlarán mejor sus emociones y entenderán mejor el punto de vista de otros ya que practican con su nuevo amigo.

No hay que estimular ni participar con el amigo imaginario de tu hijo pero tampoco reprimirlo, si no que hay que mantener una discreta vigilancia, viendo las horas que el niño dedica a ese amigo, ya que debe pasar también tiempo con otros niños y con sus padres, los temas de conversación que mantienen para saber si es “bueno o malo”, nunca hay que regañarle por hablar con su amigo imaginario porque así lo único que conseguiremos es que hable con él cuando no le estemos mirando.

Hay que empezar a preocuparse si el amigo imaginario le absorbe hasta el punto que no realiza sus tareas cotidianas o no se relaciona con nadie. Al igual que si cambia su temperamento o se vuelve más agresivo por culpa de su amigo imaginario. Entonces hay que plantearse acudir a un especialista.

Pero salvo en esos casos tener un amigo imaginario no es motivo de preocupación el niño está sano y es normal y el amigo imaginario igual que viene se irá. Los motivos por los que aparecen no están claros, unos opinan que son los hijos únicos los más propensos para llenar los momentos de soledad, otros que son los niños sensibles e imaginativos que más adelante podrían convertirse en artista.

Más información | www.guiainfantil.com
Foto| Herjua

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...