El 93% de los niños del mundo respiran diariamente aire tóxico

Con motivo de la celebración de la primera Conferencia Mundial sobre la Contaminación del Aire y la Salud, la OMS ha dado a conocer un informe en el que se apunta que el 93% de los niños del mundo respiran diariamente aire tóxico, aire cargado de partículas finas que afectan a la salud, impidiendo que puedan crecer al máximo de sus capacidades y potencial.

Contaminación del aire y salud infantil

La OMS (Organización Mundial de la Salud) advierte a través de un informe que el 93% de los niños del mundo respiran diariamente aire tóxico, están expuestos a elevados niveles de partículas finas, elementos que están presentes en suspensión en el aire, cuyo diámetro es menor o igual a 2.5 µm (PM2.5). Estas partículas se originan a partir del tráfico rodado, la actividad industrial, etc., se concentran especialmente en las ciudades y áreas metropolitanas y son muy perjudiciales.

Se asocian a las partículas finas problemas como las alergias, enfermedades respiratorias, el cáncer de pulmón, los ataques de asma, etc. Estos elementos son peligrosos por su composición, son partículas de mercurio, berilio, plomo… pero su peligrosidad también se condiciona al tamaño, ya que cuanto más pequeñas son, se adentran mucho más en los pulmones. La OMS explica que unos 1.800 millones de niños menores de 15 años están respirando a diario aire contaminado que pasa factura a la salud ahora y en un futuro.

El estudio ha sido publicado con motivo de la celebración de la primera Conferencia Mundial sobre la Contaminación del Aire y la Salud, que se desarrollará desde mañana 30 de octubre y hasta el día 1 de noviembre. En él se advierte que los niños más pequeños son los más vulnerables a los efectos de la contaminación y la razón es simple, los niños respiran más rápido que los adultos, lo que provoca que a sus pulmones acceda un mayor número de partículas finas.

A esto hay que añadir otro factor de riesgo, la altura de los niños, la mayor acumulación de contaminantes se produce más cerca del suelo, por lo que los niños tienen más probabilidades de aspirar estas partículas. Lo cierto es que, aunque se ha dado a conocer este informe con motivo de la mencionada conferencia, ya hace varios años que la OMS advierte sobre este problema, recomendando cambios en los países para evitar la liberación de estas partículas contaminantes al medio ambiente.

Respirar aire limpio debería ser un derecho, para el director general de la OMS es inexcusable que el aire contaminado y envenenado esté arruinando la vida de millones de niños que no podrán crecer al máximo de sus capacidades y potencial. Si se habla de bebés, recordemos que son muy susceptibles a los contaminantes ambientales, pueden sufrir cambios en el cerebro, daños neurológicos y cognitivos, desarrollar asma o, en el peor de los casos cáncer, etc. Merece la pena recordar que el año pasado un informe de la OMS apuntaba que cada año mueren 1’7 millones de niños menores de cinco años debido a la contaminación ambiental, informe en el que también se proporcionaban consejos para reducir esa tasa de mortalidad.

Este tipo de contaminación provoca el nacimiento de bebés con bajo peso, el riesgo de aborto espontáneo, aumenta el riesgo de que los niños sufran hipertensión arterial en un futuro, aumenta la posibilidad de que se produzcan malformaciones congénitas del corazón, que los pulmones de los niños se vean dañados y así un largo etcétera de consecuencias. Claro, que hablamos de niños, pero este problema también afecta al resto de segmentos poblacionales en menor o mayor medida.

La OMS respalda la implementación de políticas respetuosas con la salud como lo lleva haciendo desde hace algunos años, pide una reconversión más rápida hacia tecnologías más limpias por parte de la industria, como el abandono de los vehículos de combustible y la implantación de un transporte ecológico como los coches eléctricos, una construcción y planificación urbana más eficiente, etc. Lamentablemente existen muchos intereses económicos que frenan estos cambios, tema del que seguramente se hablará en la mencionada conferencia.

A través de este enlace a la página de la OMS, podréis conocer las principales conclusiones del informe, quiénes participarán en la conferencia y qué bases son las que se quieren asentar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...