El 62% de las bebidas dirigidas a los niños contiene azúcares añadidos

En Estados Unidos la industria de los refrescos y las bebidas azucaradas asegura que quiere luchar contra la obesidad infantil, sin embargo, y según datos del año pasado, el 62% de las bebidas dirigidas a los niños contiene azúcares añadidos, se utiliza publicidad y otros nombres para nombrar al azúcar y confundir a los padres.

Refreescos azucarados para niños

Según las conclusiones de un estudio realizado por el Rudd Center Food Policy & Obesity (UCONN) situado en la Universidad de Connecticut (Estados Unidos), el 62% de las bebidas dirigidas a los niños contiene azúcares añadidos. Este dato contrasta con lo declarado por la mayoría de las compañías de bebidas, que aseguran que quieren ser parte de la solución a la obesidad infantil, pero siguen anunciando y comercializando bebidas dirigidas a los niños con cantidades muy elevadas de azúcar.

Los investigadores han evaluado las diferentes bebidas más comercializadas y consumidas por los niños, refrescos, aguas con sabor, zumos de frutas, etc., también se analizaron 33 bebidas sin edulcorantes añadidos. Se examinó el volumen de ventas, el gasto que realizaron las compañías en publicidad, la exposición de los niños a la publicidad televisiva, el tipo de envasado y el contenido nutricional.

Según los resultados, en 2018 las compañías de bebidas gastaron millones de dólares en anunciar las bebidas que estaban principalmente dirigidas a los menores de 12 años y que contenían azúcares añadidos. Los niños de entre 2 y 12 años vieron el doble de anuncios publicitarios de bebidas con azúcares añadidos en televisión, que de bebidas sin edulcorantes añadidos. Como podemos comprobar, todos los datos apuntan a un interés de los fabricantes en comercializar bebidas azucaradas, delatando qué poco interés tienen en luchar contra la obesidad infantil, no es extraño que tarden tanto en reformular sus bebidas o que reduzcan cantidades ínfimas de azúcar en sus productos.

El estudio denuncia esta situación e insta a un etiquetado más transparente y veraz de las bebidas, ya que se abusa de imágenes de frutas en el agua con sabor, en bebidas a base de frutas (que apenas tienen frutas), etc., se utilizan otros términos para nombrar el azúcar, fructosa, jarabe de glucosa, jarabe de maíz de alta fructosa, etc. En el 85% de las bebidas azucaradas para niños aparecen imágenes de frutas con el fin de hacer creer a los padres que son bebidas más saludables de lo que en realidad son.

El frontal de los envases de la mayoría de las bebidas analizadas, transmiten esa imagen de que son saludables y no hay forma de saber si contienen azúcares añadidos con un simple vistazo, es necesario acceder a la lista de ingredientes y conocer todas las formas en las que se puede denominar al azúcar. Los expertos consideran que los padres no tienen por qué ser nutricionistas para saber si un producto es saludable para sus hijos, por ello, reclaman un etiquetado que muestre en el frontal el contenido en azúcar, obviamente, es algo a lo que se opone la industria de los refrescos y las bebidas azucaradas.

Cierto es que en los últimos años la industria ha lanzado al mercado algunas opciones más saludables con un reducido contenido en azúcar y calorías, pero es un progreso mínimo que demuestra que queda un largo camino por recorrer hasta que las bebidas que toman los niños sean realmente más saludables. Por otro lado, y como hemos comentado, no tiene sentido gastarse millones en anunciar las bebidas poco saludables y, por otro lado, asegurar que existe un compromiso con la reducción del azúcar y la lucha contra el sobrepeso y la obesidad infantil.

En Europa, algunos países han introducido el impuesto del azúcar, las compañías han suscrito compromisos voluntarios para la reducción de este ingrediente en sus bebidas, aseguran que van a trabajar para luchar contra la obesidad, pero, aunque se han hecho algunos avances más que en Estados Unidos, lo cierto es que la situación ha cambiado poco. A través de este enlace (Pdf), podréis acceder al estudio completo, seguro que resultará una molestia para la industria estadounidense de las bebidas azucaradas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...