El 18% de los niños españoles padece dermatitis atópica

La gran mayoría de los niños son propensos a sufrir de diversas afecciones en la piel, por ejemplo es noticia actual el hecho de que el 18% de los niños españoles se ven afectados por la dermatitis atópica, una enfermedad sumamente frecuente y preocupante que se caracteriza como un cuadro inflamatorio de la piel que produce picores, enrojecimientos y descamaciones.

La dermatitis atópica afecta a bebés y niños pequeños, se sabe que está vinculada con el sistema inmunitario y se produce a partirde un desequilibrio en las células de la piel cuando se expone a factores externos o ambientales como el polvo, el sudor frío, los gérmenes o la humedad, siendo sumamente frecuente sobre todo en aquellos países con altos niveles de humedad e inclusive en países desarrollados con buenos niveles de higiene.

Gran cantidad de los niños que se ven afectados con esta enfermedad de la piel tienen como agregado un factor hereditario, por ejemplo, con antecedentes de asma o de alergias, y es indistinto a cualquier raza, aplicado a pequeños menores de un año de edad, siendo rara la vez en la que esta afección afecta a individuos en edad adulta.

Es importante en aquellos niños vulnerables a problemas en la piel, mantener la barrera hidropídica de su piel, por lo que solamente hay que bañarlo una vez al día, y si dentro de lo posible se lo hace cada dos días, tanto mejor. Es recomendable no usar jabón para lavar la piel de estos niños, hacerlo mejor con agua sola.

Tanto en prevención, como en niños afectados o recientemente curados lo mejor es usar agua tibia a la hora del baño, consiguiendo una temperatura similar a la de la piel, ya que el agua caliente reseca mucho la dermis y el agua fría impedirá que el niño se relaje durante su baño. Al secarlo la piel debe ser tratada con toallas de algodón 100% o hilo, nunca con tejidos ásperos que puedan dañar o descamar la piel, teniendo en cuenta no frotar nunca ni friccionar, la manera de secar es con suaves golpecitos de la toalla.

Para evitar la dermatitis atópica hay que evitar los cambios bruscos de temperatura en el entorno del bebé, también hay que mantener su espacio libre de polvo y bien aireado, detalles pequeños que hacen la diferencia en la salud de la piel de los más pequeños.

Vía | Infancia Hoy
Foto | Clivir

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...