Edición genética para el desarrollo de suplementos para el microbioma de niños desnutridos

Una investigación estadounidense tiene como objetivo utilizar la tecnología CRISPR (edición genética) para editar la secuencia de las bacterias de la flora intestinal, y así poder desarrollar nuevos suplementos que puedan restaurar el microbioma de los niños desnutridos, ya que hasta la fecha, las intervenciones nutricionales que se realizan no son eficaces al 100%.

Flora intestinal

Un grupo de investigadores de la Universidad de Washington y la empresa MilliporeSigma, van a utilizar la edición genética mediante la tecnología CRISPR, herramienta de edición que actúa como unas tijeras moleculares con las que se puede cortar cualquier secuencia de ADN del genoma, para llevar a cabo el desarrollo de suplementos para el microbioma de niños desnutridos.

Los expertos comentan que el desarrollo de una comunidad bacteriana intestinal saludable está relacionado con el correcto crecimiento de bebés y niños, si el desarrollo del microbioma intestinal se ve interrumpido en los niños que sufren desnutrición severa, la flora intestinal es pobre e inmadura, por lo que es necesario reparar y reconstituir una flora bacteriana normal para garantizar que estos niños puedan crecer y desarrollarse correctamente.

El proyecto tiene una duración de dos años y su principal cometido es identificar las diferencias entre comunidades bacterianas intestinales en niños sanos y niños desnutridos, posteriormente se plantea desarrollar pautas de actuación nutricionales que permitan restaurar el microbioma, ya que, hasta la fecha, las intervenciones nutricionales no han logrado solucionar el problema al 100%. Esta investigación es de gran interés porque además de la reparación y reconstitución del microbioma, se podrán desarrollar nuevos tratamientos para muchas enfermedades en las que están implicadas las comunidades bacterianas que habitan en el sistema digestivo.

Los resultados obtenidos permitirán desarrollar formas seguras y culturalmente aceptables para reparar el microbioma en los niños que sufren desnutrición o están en riesgo de sufrir este problema como, por ejemplo, el desarrollo de nuevos alimentos y suplementos que contendrán ingredientes específicos (probablemente probióticos), para favorecer la proliferación de determinadas bacterias cuyas funciones son muy beneficiosas para el cuerpo.

Durante el periodo de investigación, los expertos trabajarán para editar la secuencia de ADN en bacterias cultivadas a partir de muestras de microbioma intestinal humano. Mediante la tecnología CRISPR se espera poder comprender mejor los mecanismos por los cuales los microbios intestinales beneficiosos para el ser humano, promueven un crecimiento saludable en los niños. Los investigadores explican que al unir esta tecnología con sus modelos preclínicos, se podrá descifrar cómo se establecen las bacterias en el intestino, qué nutrientes son necesarios para mantenerlas y cómo estas comunidades bacterianas influyen en el crecimiento muscular y óseo, la maduración del sistema inmunológico y la salud metabólica.

Lo cierto es que se trata de una investigación compleja, por un lado, hay que comprender el papel del microbioma en relación a la nutrición, por el otro, hay que buscar el genoma microbiano más saludable, que sea capaz de ayudar de forma eficaz a los niños desnutridos. Podéis conocer todos los detalles de la investigación, a través de este artículo publicado en Nutra Ingredients.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...