Dos horas semanales de videojuegos proporcionan beneficios a los niños

Un nuevo estudio muestra que es beneficioso para los niños jugar con los videojuegos siempre que no se superen las dos horas semanales, si se supera este tiempo, aparecen problemas como la alteración del comportamiento o la falta de sueño, y se incrementan paralelamente al tiempo de juego.

Videoconsolas

Hoy conocemos una investigación realizada por expertos del Hospital del Mar y el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), en la que se concluye que dos horas semanales de videojuegos proporcionan beneficios a los niños que merece la pena tener en cuenta. Según los resultados de la investigación, los niños que juegan con moderación tienen un mejor rendimiento intelectual y responden con mayor rapidez a los estímulos visuales.

Estos beneficios se observan en los niños que juegan una media de dos horas semanales y en comparación con los niños que no juegan nunca con los videojuegos. Como en todo, el abuso no resulta nada recomendable, los expertos constatan que cuantas más horas se dedican a este tipo de juegos, aumentan los problemas de conducta y se reducen las horas de sueño y la actividad física. A pesar de los resultados, los investigadores consideran que la relación entre el uso excesivo de los videojuegos y las alteraciones del comportamiento no está clara, es decir, ¿se juega más debido a las alteraciones del comportamiento que se sufren, o estas alteraciones son el resultado de abusar de estos juegos?

Ya en el año 2009 nos hacíamos eco de un informe realizado por el Comité de Mercado Interior y Protección del Consumidor del Parlamento Europeo en el que se concluía que los videojuegos podían beneficiar a los niños, ya que estimulan el ingenio, la creatividad, la reflexión, la estrategia, etc. En este informe se apuntaba que para poder obtener estos beneficios, los videojuegos debían ser acordes a la edad de los niños y además jugar siempre con moderación.

Los investigadores explican que los beneficios que se han apreciado en la investigación se han observado a partir de una hora de juego semanal y con un máximo de dos horas de juego por semana. Estos beneficios desaparecen en el momento en que se supera este máximo, aumentando paralelamente al tiempo de juego los problemas de conducta, la falta de sueño y concentración, etc. En este estudio participaron 2.442 niños con edades comprendidas entre los 7 y 10 años procedentes de 39 escuelas de Barcelona.

Según la encuesta realizada a los padres, el 80% de estos niños juegan con las videoconsolas un promedio de cuatro horas semanales, y los niños juegan casi el doble de tiempo que las niñas. Los juegos más populares son los de deporte plataformas y aquellos que impliquen el movimiento físico, como los juegos de la Wii. A los niños se les realizaron una serie de pruebas para evaluar el efecto que los videojuegos tenían en ellos, una de la pruebas consistía en ofrecer estímulos visuales por ordenador a fin de medir el tiempo que tardaban en reaccionar. Por otro lado, se realizó una consulta a profesores y padres sobre el rendimiento académico de los niños y si tenían algún problema de comportamiento.

Los expertos explican que por sí mismos, los videojuegos no son buenos ni malos, es el tiempo de uso lo que provoca que tengan efectos beneficiosos o perjudiciales. Los investigadores consideran que es necesario realizar nuevas investigaciones para determinar si los videojuegos están relacionados con el mejor rendimiento escolar o si, por el contrario, se trata de una simple casualidad resultante de diversos factores asociados. Lo cierto es que sobre este tema se han realizado varios estudios y todos coinciden en los beneficios que brindan los videojuegos si se utilizan con moderación.

Podéis conocer más detalles de este estudio a través de este artículo publicado en la página web de ISGlobal, y en este otro de la revista científica Annals of Neurology.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...