Dormir fuera de casa

Dormir fuera de casa

Según se van haciendo mayores llegará un momento en que comenzarán a pedir que les dejemos ir a dormir a casa de los amiguitos. Algunos niños están acostumbrados a dormir fuera de casa, con los abuelos, donde los tíos… Otros son lo bastante extrovertidos como para que no sean muy dependientes de nosotros y se planteen el dormir fuera de casa con ilusión. Sin embargo si es la primera vez que va a dormir fuera de casa habrá que explicarle una serie de cosas para que luego no se asuste y pase un mal rato.

Lo primero que debemos hacer es asegurarnos de que realmente le apetece ir, explicándole que si luego decide cambiar de opinión a la hora que sea se lo puede decir a los papás de su amiguito que nos llamarán e iremos a buscarle. Debemos decirle que mientras nosotros no estemos deberá obedecer a los padres de su amiguito, y que al día siguiente iremos a buscarle y esperamos que nos digan que se ha portado bien al dormir fuera de casa así podrá ir otro día. Por lo demás hacerle la bosa y despedirse de él como si fuese algo que hace habitualmente y no darle más importancia de la que tiene.

A los padres del amigo les daremos la información más relevante sobre nuestro hijo si hay algo que no puede comer, si existe alguna rutina antes de irse a dormir que necesite, como dejar una luz encendida,si tiene un peluche favorito para dormir, si hay que contarle un cuento. Si toma algún medicamento el horario oportuno al igual que los horarios de dormir y de levantarse por las mañanas.

Salir a dormir a casa de otros niños es una experiencia enriquecedora que le servirá para darle independencia, aprender nuevas rutinas y costumbres distintas a las que se siguen en su casa.

Más información| www.serpadres.es
Foto| terren in Virginia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...