Dispositivos de seguridad para ventanas

Reforzar la seguridad en puertas y ventanas en los hogares con niños es muy importante, con ello evitaremos que los pequeños puedan abrir libremente las ventanas y asomarse por ellas poniendo en riesgo sus vidas. Hoy os queremos recomendar algunos dispositivos que son fáciles de instalar, seguros y bastante económicos.

Las ventanas son un riesgo en una casa con niños pequeños, deben contar con alguna medida de seguridad que impida que los pequeños las puedan abrir, alejando el riesgo de sufrir un lamentable accidente. Dependiendo del tipo de ventana, en el mercado podemos encontrar una gran variedad de dispositivos de seguridad para ventanas que son prácticos, muy fáciles de instalar y bastante económicos.

Para ventanas basculantes podemos utilizar un seguro como el que veis en el vídeo que encabeza el post, este seguro permite abrir la ventana para ventilar la habitación hasta una medida previamente dispuesta. Se instala mediante tornillería a la ventana y el marco o la pared, además acepta muchas variables, para una ventana horizontal, vertical, oscilo batiente, etc.

En el caso de ventanas o puertas correderas se puede utilizar un pequeño dispositivo que se coloca en la guía por la que se desliza la puerta o ventana a la medida que consideremos segura (siempre una distancia menor de la medida del niño para que no pueda deslizarse por el hueco), podremos ventilar la habitación sin riesgo para los más pequeños. Este dispositivo es muy sencillo de instalar, una vez situado en la guía a la distancia deseada, bastará con atornillar un tornillo allen para que se quede perfectamente sujeto.

Para las ventanas tradicionales con dos hojas, se puede utilizar un dispositivo que se atornilla a las dos ventanas, tiene un extensor para graduar la medida a la que se podrá abrir, permitiendo la ventilación pero impidiendo que los niños puedan abrirla para asomarse por ella. Para mayor seguridad, el sistema integra una cerradura con llave para activar o desactivar el sistema. En el caso de ventanas de una sola hoja, se puede instalar fijándose al marco y la puerta de la ventana, incluye además placas para compensar el desnivel entre el marco y la ventana.

Para ventanas y puertas correderas también podemos utilizar un dispositivo de seguridad adhesivo a fin de evitar tener que utilizar tornillería y agujerear marco y ventana o puerta. En este caso, el sistema se debe instalar fuera del alcance de los niños y es lo suficientemente resistente como para evitar que lo puedan arrancar tirando de la ventana. Cuando se activa, frena y detiene el deslizamiento de la hoja de la ventana y puertas correderas a la distancia deseada.

Estos son sólo algunos ejemplos pero hay muchos más, son medidas de seguridad sencillas, pero eficaces y baratas, merece la pena tenerlas en cuenta para garantizar la seguridad de los más pequeños y alejar el riesgo de accidente infantil. Podéis conocer más detalles sobre este tipo de accesorios a través de la página web de SegurBaby, página especializada en accesorios de seguridad infantil.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...