Disfrazarse no es sólo un juego

Carnaval

En algunas comunidades españolas con más tradición carnavalera, ya han empezado las fiestas, los desfiles de disfraces han tenido lugar este fin de semana. Y todavía quedan varios días de fiesta que se extenderán aproximadamente hasta el martes 21 de febrero. Durante estos días, en algunas escuelas solicitan que los niños acudan con algún elemento dedicado a esta celebración, y es que disfrazarse no sólo es un juego.

Desde Pequelia siempre hemos motivado a padres y niños a disfrutar del carnaval, acercando muchas propuestas de disfraces infantiles para que cada familia encuentre las que satisfagan sus necesidades, los niños no sólo van a jugar y se van a divertir, disfrazarse no es sólo un juego, es también una actividad pedagógica.


No restemos valor a lo que nos explica la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes aunque sepamos que sus recomendaciones favorecen a su sector (siempre y cuando los disfraces se compren, pero no debemos olvidar que también podemos hacer disfraces en casa), pues también están dando claves que muestran que disfrazarse es beneficioso para el desarrollo y aprendizaje de los niños, por lo que es además positivo que los niños puedan jugar a los disfraces en cualquier momento del año.

En el momento en el que un niño se pone un disfraz, se activa el mundo imaginario, debe crear una historia en relación al personaje en el que se ha transformado, además de ellos, se despierta su curiosidad por conocer cómo debe actuar con dicha identidad, se favorece la interacción, la comunicación, la conciencia del ‘yo’… También se estimulan distintos aspectos como la memorización, la coordinación psicomotriz, el pensamiento abstracto, la sociabilización, etc.

Es interminable el mundo de los disfraces, pero seguro que todos los pequeños tienen sus preferencias a la hora de elegir en la piel de quien se quieren poner, pueden ser personajes de sus series o dibujos favoritos, o quieren disfrazarse de un animalito, de pirata, de policía, de hada… En cualquier caso, será positivo, ya sabemos que disfrazarse no es sólo un juego, es una divertida forma de seguir aprendiendo.

Foto | Josealoly

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...