Diferencias entre el glaucoma infantil y del adulto II

El glaucoma infantil implica graves problemas

Como hemos visto en la primera parte de este informe sobre las diferencias entre el glaucoma infantil y del adulto, de acuerdo a los especialistas que investigan las causas, los tratamientos y la recuperación para revertir los efectos dañinos de la presencia del glaucoma tanto en niños como en adultos, es fundamental establecer un diagnóstico a tiempo para poder llevar adelante la terapia acorde al nivel de severidad del trastorno.

En esa línea, el doctor Rick Wilson, especialista en glaucoma infantil, perteneciente a la organización norteamericana Wills Glaucoma, ofreció una charla en la que destacó que existen casos de niños cuya patología puede desarrollarse antes de su nacimiento, es decir, en su etapa intrauterina, mientras que otros presentan el trastorno durante sus primeros meses o años de vida.

En este sentido, el especialista mencionó que existen diversos exámenes que pueden realizarse inmediatamente después del nacimiento del bebé, con el fin de determinar la salud ocular del recién nacido.

Al respecto, el doctor Wilson manifestó:

“El pediatra usualmente examina los ojos con una linterna pequeña en edades tempranas. Al hacer que el niño mire la luz de una pequeña linterna muestra, por reflexión de la luz, si los ojos están alineados correctamente. La transparencia de la córnea y el cristalino pueden evaluarse con la luz dirigida”.

Por otra parte, y subrayando los casos en que se detecta la presencia de un glaucoma en bebés recién nacidos, el especialista destacó:

“El estrógeno en el embarazo aumenta la salida de fluido a través de la malla trabecular y la PIO es usualmente menor durante el embarazo y el período post-parto temprano”.

El médico, que desde hace años realiza profundas investigaciones en el campo relacionado con la presencia de glaucoma que afecta a los niños, aseguró que es necesario educar a los pediatras en este ámbito, con el fin de que posean herramientas que les permitan reconocer la presencia de glaucoma en los niños y derivar al pequeño a un oftalmólogo tan rápido como sea posible.

En esa línea, el doctor Wilson subrayó:

“El mayor problema es, que debido a que la enfermedad es rara, a los pediatras se les olvida buscarla si es que han pasado años desde que han visto un caso o si no han visto un caso desde su entrenamiento”.

En lo que se refiere a los tratamientos contra el glaucoma y para reducir la presión intraocular (PIO), los métodos utilizados varían de acuerdo a la edad del paciente y a la severidad y grado de la afección. En este sentido, el doctor Wilson aseguró:

“Los niños usualmente son tratados de forma quirúrgica, si es fácilmente posible. En niños pequeños las posibilidades de efectos adversos de medicamentos son mayores, y las prostaglandinas son menos efectivas. El Alphagan no se usa en niños menores de 8 años, a no ser que se esté desesperado, debido a los problemas respiratorios y la letargia que puede inducir. En consecuencia, se realiza usualmente cirugía primero en los niños pequeños, mientras que los medicamentos son usados primero en los adultos”.

Por último, el especialista puntualizó que el glaucoma infantil, al contrario del glaucoma en los adultos, suele tener causas congénitas, por lo que no suele estar provocado por elementos externos al niño, sino precisamente en la información contenida en sus genes. En esa línea, el doctor Wilson concluyó:

“Muchos jóvenes usan juegos de vídeo por muchas horas, pero eso no tiene ningún efecto en los ojos. Tal vez en el cerebro”.

Vía | Wills Glaucoma
Foto | Em Rank

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...