Diez consejos sobre los hábitos alimenticios infantiles

Para que los niños crezcan sanos y fuertes, es interesante tener en cuenta estos diez consejos sobre los hábitos alimenticios infantiles, algunos son fáciles de seguir, otros no tanto, pero si se logran establecer las pautas y rutinas que en ellos se marca, se garantizará un correcto desarrollo y un óptimo estado de salud en el presente y cuando sean adultos.

Hábitos alimentarios

La alimentación infantil es un tema que preocupa a los padres, ya que es uno de los principales pilares para un correcto desarrollo y un buen estado de salud. Además de seguir una dieta sana y equilibrada, también es necesario seguir hábitos saludables, como dormir las horas necesarias o practicar regularmente ejercicio físico, con ello se logrará que tengan un correcto desarrollo mental y físico.

En varias ocasiones hemos hablado de la importancia de la alimentación, de la composición de los menús infantiles, de las comidas que se deben realizar y la necesidad de evitar picar entre horas, de los alimentos que resultan más beneficiosos para los niños, etc. A modo de resumen, hoy os recordamos diez consejos sobre los hábitos alimenticios infantiles que seguramente os serán de gran ayuda.

1-Comer en familia, es algo que hemos tratado en repetidas ocasiones, los padres sirven como modelo a seguir por los niños y la comida en familia es el mejor modo de poder mostrarlo. Que todos los miembros de la unidad familiar coman lo mismo no sólo ayuda a instaurar hábitos saludables, también afianza los lazos afectivos, promociona la sociabilidad y hace que la comida sea más divertida.

2-La dieta tiene que ser equilibrada, debe contemplar diferentes nutrientes que favorezcan el desarrollo del sistema inmunitario y un correcto crecimiento, la dieta debe estar formada por diferentes alimentos en las proporciones adecuadas, para ello nada mejor que seguir la Dieta Mediterránea.

3-Seguir la regla ‘5 al día’, es decir, cinco piezas de fruta y verdura al día. Son alimentos que aportan minerales y vitaminas necesarias para un adecuado desarrollo. Hay que decir que otros estudios recomiendan que sean siete piezas de fruta o verdura las que se consuman al día, pero en todo caso, el mínimo deben ser cinco.

4- El consumo de carbohidratos es importante y debe representar el 50% de las calorías de la dieta de los niños, estos carbohidratos deben ser aportados por alimentos como la pasta, los cereales, las patatas, el pan o el arroz entre otros alimentos. Incluir estos alimentos de forma variada trae beneficios para su sistema digestivo, refuerza el sistema inmunitario y garantiza que contarán con la energía suficiente para afrontar el día hasta la próxima comida.

5- El desayuno se considera una de las comidas más importantes del día, tras varias horas sin comer, es necesario que el desayuno aporte un 35% de las calorías que se necesitan al día, éste debe estar formado como mínimo por unas tostadas o cereales, una pieza de fruta y un producto lácteo, con ello se garantiza que podrán afrontar las primeras horas del día con un rendimiento físico e intelectual adecuado.

Alimentos para niños

6- La hidratación es otra cuestión importante, beber con relativa frecuencia es recomendable, los niños como mínimo deben tomar unos cinco vasos de agua al día. Por otro lado, si se realiza algún tipo de actividad física y hace calor, se ha de controlar mucho más la hidratación, al respecto os recomendamos retomar la lectura de este post que trata sobre el deporte infantil y la hidratación.

7- Como decíamos, es necesario realizar ejercicio físico de forma regular, con ello los niños podrán tener unos huesos más fuertes y un corazón más sano, además quemarán calorías sobrantes por lo que se reduce el riesgo de sobrepeso u obesidad. No hablamos de deportes (aunque también es bueno realizarlo), se puede ir a la escuela andando o en bicicleta, utilizar las escaleras en vez del ascensor, jugar a juegos que requieran un mínimo esfuerzo físico, etc.

8- Comer entre horas es algo que no resulta recomendable sobre todo si son snacks u otros productos con exceso de azúcar o sal. Los tentempiés para la hora de la merienda deben estar formados por productos saludables, como por ejemplo un bocadillo de queso, yogures, piezas de fruta, etc. La merienda es una de las comidas importantes que no debe sustituir a la cena de ningún modo, hay que olvidarse del concepto merienda-cena, esta debe ser proporcional a las actividades que realice el niño al cabo del día y principalmente a las actividades extraescolares que vaya a realizar por la tarde.

9- La higiene bucal infantil es muy importante, hay que instaurar en los niños desde que son pequeños el cepillado de dientes después de cada comida. Hay que vigilar el consumo de golosinas ya que contienen un exceso de azúcar, algo que no beneficia a los dientes ni al organismo.

10- Cuidado con el consumo de alimentos ricos en grasa y no hablamos de los productos de bollería industrial o comidas preparadas, hay que moderar el consumo de fritos, patatas fritas, empanadas u otras frituras aportan un exceso de grasa que no son nada beneficiosas. Evidentemente la grasa es importante y necesaria para el buen funcionamiento del organismo, pero nunca deben superar el 10% del total de calorías que ingieren los niños.

El problema de los consejos es que algunos se pueden seguir con facilidad y otros no, sobre todo cuando los niños ponen trabas y no están conformes, por ejemplo, con el tema del consumo de frutas y verduras. Es cuestión de paciencia y de que poco a poco se acostumbren, las rutinas terminarán instaurándose y con ello se logrará que disfruten de un estado de salud óptimo.

Foto 1 | Wavebreakm
Foto 2 | Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...