Los problemas en el habla y su diagnóstico precoz II

habla-niño-2

Cuando los padres notamos ciertas dificultades en los niños para poder desarrollar correctamente el habla de acuerdo a lo esperado para cada una de las etapas de su vida, surgen grandes interrogantes que nos conducen quizás a deducir las causas equivocadas.

Por ello es fundamental que cuando se ponga de manifiesto este tipo de inconvenientes, realicemos una consulta médica de forma inmediata, lo que nos permitirá obtener un diagnóstico acertado para luego comenzar con el tratamiento adecuado.

Según los especialistas, las causas por las cuales un niño puede llegar a tener ciertos inconvenientes al comunicarse pueden originarse por algún tipo de problema relacionado sólo con el lenguaje, o bien ser una clara señal de un retraso más global.

Como padres, debemos estar atentos al desarrollo de nuestros hijos, y cuando advertimos que existe algún inconveniente en su comunicación, plantearnos una serie de interrogantes que deberemos evacuar con la ayuda de un especialista.

Lo primero que debemos saber es si el pequeño puede oír correctamente, ya que a pesar de que al nacer no se le haya detectado ningún trastorno auditivo, puede ocurrir que con el paso de los meses sufra de una pérdida de oído progresiva o adquirida.

Luego debemos evaluar cómo se está desarrollando el crecimiento psicomotriz en conjunto del niño, lo que nos permitirá observar si se trata de un problema aislado con respecto al habla o puede llegar a representar un síntoma de un retraso global.

En esa línea, el doctor James Coplan, pediatra especializado en neurodesarrollo, puntualizó:

“Se advertirá un retraso del lenguaje receptivo, del uso de las habilidades visuales, como señalar, de las habilidades adaptativas, como utilizar una cuchara o un lápiz. Un niño de 18 meses que no siga las órdenes, que no utilice la cuchara, nos indica que estamos ante un retraso global”.

Tengamos en cuenta que los inconvenientes en el desarrollo del habla pueden llegar a ser claros indicadores de trastornos del tipo neuronal que afectan el desarrollo del niño, entre los que puede estar presente alguna forma de autismo.

En el caso en que se compruebe de forma médica que el niño no posee problemas auditivos y que su desarrollo es normal, debemos analizar entonces si su negación al habla tiene algún tipo de relación con situaciones particulares originadas en el hogar, o bien con una falta de estimulación por parte de sus padres.

Los adultos poseen un papel más que preponderante en el desarrollo de los niños, sobre todo en el proceso de aprendizaje comunicativo y su posterior socialización, ya que el habla y el lenguaje requieren de una verdadera estimulación.

Al respecto, el doctor Coplan aseguró:

“Hablen a su hijo sobre lo que le interesa. Léale a menudo. Si se está en un hogar bilingüe, háblele y léale en el idioma en que se sienta más cómodo. Hable clara y naturalmente, y use palabras reales. Muestre interés cuando el niño habla”.

Vía | New York Times
Foto | Anita Patterson

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...