Desventajas en el aprendizaje y en las relaciones sociales si los niños sufren inseguridad alimentaria

Una investigación estadounidense pone de manifiesto que sufrir inseguridad alimentaria en edad preescolar, provoca que los niños tengan desventajas en su capacidad de aprendizaje y vean mermadas las relaciones sociales y la capacidad de interactuar con el resto de niños. El estudio es otra prueba más de que las desigualdades incrementan la brecha de las diferencias y las oportunidades.

Investigación sobre la malnutrición

Un estudio realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de Georgetown (Estados Unidos) concluye que si los niños sufren inseguridad alimentaria en edad preescolar, tienen desventajas en el aprendizaje y en las relaciones sociales en relación al resto de niños en la guardería. Estos niños tienen mermada su capacidad de aprendizaje y su interactividad, lo que prueba que es necesario trabajar para eliminar las desigualdades.

Aunque este estudio se ha realizado en Estados Unidos, los resultados se pueden trasladar perfectamente a cualquier país, recordemos que en Europa, millones de niños sufren inseguridad alimentaria. Se puede citar como ejemplo un informe de las Naciones Unidas en el que se concluía que en el Reino Unido, la sexta mayor economía del mundo, unos 8’4 millones de personas tienen una alimentación insuficiente.

En este proyecto de investigación de las Naciones Unidas se determinó que un 4% de los niños del Reino Unido vivían con familias que no podían permitirse el lujo de alimentar o brindar a los pequeños una alimentación adecuada. Se puede citar también como ejemplo España, más de dos millones de niños sufren pobreza infantil y no pueden alimentarse correctamente. Al respecto merece la pena retomar la lectura de este post en el que destacábamos un informe de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), advirtiendo que la pobreza infantil dejaría efectos permanentes en los niños. Coincide el estudio estadounidense con sus conclusiones, aunque en este caso el SEPAS proporciona una lista más larga de consecuencias.

Tener una buena alimentación en la infancia favorece que los niños tengan una mejor capacidad de aprendizaje y que sean capaces de relacionarse mejor, la desigualdad que experimentan algunos niños en lo que respecta a la alimentación, resta capacidades y por tanto oportunidades en el futuro. Volviendo al estudio, los datos para su elaboración se obtuvieron de 3.700 hogares con ingresos económicos limitados de todo el país. Los expertos entrevistaron a los padres y evaluaron a los niños cuando tenían nueve meses de edad y posteriormente cuando cumplieron dos, cuatro y cinco años.

Se analizaron factores como el tiempo que sufrieron inseguridad alimentaria y su intensidad, así como sus capacidades intelectuales en lectura y matemáticas, también se analizó la situación socio-emocional de los niños, el nivel de hiperactividad, los posibles problemas conductuales y el rendimiento educativo en general. A mayor grado o el tener más episodios de inseguridad alimentaria, se relacionó con unos resultados más pobres en la guardería, para los expertos es evidente que existe una clara asociación entre la inseguridad alimentaria en la primera infancia y las habilidades sociales y de aprendizaje de los niños.

Para los expertos, esta investigación es muy reveladora, ya que se está considerando una etapa temprana del desarrollo infantil, algo que marcará su camino en los próximos años. Los investigadores consideran como hipótesis que los efectos de la inseguridad alimentaria en el desarrollo cerebral podrían incluir la mielinización reducida, algo que se produce en situaciones de desnutrición leve. Además, añaden que se podría producir una reducción del crecimiento cortical, algo también asociado a una nutrición inadecuada.

Aunque las estimaciones obtenidas no se asociaban a la causalidad, los datos son bastante preocupantes, por tanto, se considera que es necesario impulsar programas que contribuyan en la seguridad alimentaria de estos niños, ya que con ello se reduciría su vulnerabilidad y se incrementaría la tasa de éxito escolar. Podéis conocer todos los detalles del estudio a través de este artículo publicado en la revista científica Child Development.

Foto | sotojose2004

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...