Desarrollo de las habilidades prosociales en el niño

Actividades prosociales

El desarrollo de las habilidades prosociales en el niño es una salida de las más válidas a los problemas de conducta observados generalmente en esta etapa. Como hablábamos al abordar las principales actividades para el desarrollo de las destrezas del niño, nos centrábamos en las diferentes actividades prosociales y su incidencia en la formación de su personalidad y la adquisición de los distintos valores que van conformando al niño como persona.

Partiendo de conocimientos que se presentan en períodos sensitivos, nos podemos plantear las claves del proyecto educativo, de forma que se vayan logrando objetivos positivos a través de las distintas etapas por las que atraviesa el niño, que desarrollen sus habilidades prosociales.

Etapas del desarrollo del niño – Habilidades

  • Entre los 0 y los 4 años es el momento idóneo para iniciarse en la música.
  • Entre 1 y 4 años, el niño aprende y perfecciona el habla.
  • Entre los 1 y los 8 años, se encuentran en el momento idóneo para iniciarse en el aprendizaje de los idiomas.
  • De los 2 a los 8 años se forman los surcos neuronales de la memoria.
  • Entre los 3 y lo 8, adquieren el hábito de la lectura.
  • De los 4 a los 9 es el turno del hábito de la escritura.
  • Entre los 3 y los 10, adquieren la habilidad del cálculo mental.
  • De los 6 a los 12, habilidades del pensamiento.
  • Entre los 4 y los 10 adquieren la capacidad de asumir reglas en los juegos y seguir estrategias.

Adquisición de valores y dimensión de los conceptos

  • Entre los 0 y los 5 años los niños están listos para adquirir el hábito del orden.
  • Es entre los 3 y los 9, cuando se sientan las bases de la sinceridad y entre los 4 y los 11 cuando se aprende a ser obediente.
  • De los 7 a los 12, toman conciencia de la justicia, la responsabilidad, la generosidad y la constancia.
  • La solidaridad y la justicia social son dimensionadas entre los 14 y los 20 años.

Las 10 habilidades prosociales de la vida

Fue la Organización Mundial de la Salud en 1993, la que estableció las diez habilidades prosociales más relevantes en la vida de los niños a través de un programa preparado para ser impartido en las escuelas.

  1. Autoconocimiento
  2. Empatía
  3. Asertividad
  4. Relaciones personales
  5. Decisiones
  6. Solución de conflictos
  7. Creatividad
  8. Pensamiento crítico
  9. Control de las emociones
  10. Control del estrés

Conclusiones

Estas habilidades, que se van adquiriendo conforme el niño se va transformando en adulto, conviene tenerlas presentes a lo largo de todo su desarrollo. La implantación del programa de ayuda al desarrollo impuesto por la Organización Mundial de la Salud supone una ayuda extra para que nuestros niños adquieran las herramientas necesarias para enfrentar la vida mediante el correcto desarrollo de sus habilidades prosociales.

Fuente | Esmas.es | Guiainfantil.com

Foto | Mikebaird

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...