Decálogo de consejos sobre la dermatitis atópica

Prevención dermatitis atópica

El día 27 de mayo se celebró el Día de la Dermatitis Atópica y con motivo de esta celebración, los farmacéuticos presentaron un Decálogo de consejos sobre la dermatitis atópica.

Hace unos días hablábamos de la dermatitis atópica y de la advertencia que realizaban los expertos, indicando que era necesario buscar terapias efectivas que permitieran evitar la enfermedad o en su defecto, poder controlarla. Los expertos indicaban que en los últimos 30 años se habían triplicado los casos de dermatitis atópica y dada las estadísticas, en pocos años el crecimiento de la enfermedad sería todavía más significativo.

El Decálogo de consejos sobre la dermatitis atópica pretende ayudar a evitar los brotes de esta enfermedad y a aliviar en cierta medida los picores. A continuación os transcribimos la información:

1. Se recomienda evitar en la medida de lo posible aquellos factores que pudieran desencadenar un brote de dermatitis atópica, como temperatura excesiva, humedad escasa o contacto con ciertos tejidos, como lana o seda.

2. La exposición de las zonas dañadas al sol podría resultar beneficiosa, siempre y cuando el paciente no esté siendo tratado con antihistamínicos orales o tópicos.

3. Por regla general, no se considera necesario evitar el consumo de determinados alimentos, si bien algunos de ellos, como las fresas, marisco o las bebidas estimulantes podrían favorecer el prurito. Sólo se evitarán estos alimentos en el caso de que se compruebe que su consumo empeora los síntomas de la enfermedad.

4. Se debe evitar el rascado de las lesiones, ya que puede dar lugar a lesiones más importantes e incluso a infecciones dérmicas. En los niños pequeños, es aconsejable cortarles las uñas para evitar que se lesionen la piel al rascarse.

5. Se recomienda aislar las lesiones dérmicas con ropa o guantes ligeros, que no aprieten y permitan la transpiración. El algodón es uno de los tejidos más adecuados para pacientes con dermatitis atópica.

6. Los tratamientos con medicamentos no sustituyen la necesidad de un adecuado cuidado de la piel.

7. Se recomienda que los pacientes con dermatitis atópica se bañen con agua templada, durante unos 20 minutos. La adición de sustancias emolientes, como la avena, al agua del baño podría mejorar el estado de la piel.

8. Se aconseja emplear un jabón de pH ligeramente ácido, y sin agentes irritantes.

9. Tras el baño, se procederá a secar la piel sin frotar, con la ayuda de una toalla suave, y se aplicará una crema emoliente, siendo especialmente recomendables las que contienen en su composición ácidos grasos omega.

10. Existen fármacos como los corticoides y los inmunosupresores que se han mostrado eficaces para eliminar los síntomas de las crisis. Sin embargo, deben seguirse las recomendaciones del médico y/o del farmacéutico para que su uso se haga con las mayores garantías de seguridad posibles, especialmente en cuanto a la dosis.

Aunque en la mayoría de los casos la dermatitis atópica o eccema atópico tiende a solucionarse por sí sola, esto no debe ser una excusa para que no se realicen mayores esfuerzos en intentar que la enfermedad no afecte a nuestros hijos. Hay que tener en cuenta que con esta alteración en la piel los niños lo pasan realmente mal.

Vía | Portalfarma

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...