De mayor quiero ser…

De mayor quiero ser...

Una de las cosas que más gracia hace a los padres es escuchar a sus hijos pequeños las profesiones que quieren tener cuando sean mayores, mientras que algunos eligen las típicas como actor, cantante, futbolista o veterinario otros se decantan por algunas más complejas como astronauta, piloto o incluso algunas inverosímiles como agente secreto, ninja o superhéroe.

Lo cierto es que entre los niños españoles la profesión que más éxito tiene es la de futbolista mientras que las niñas se decantan por ser profesoras, una profesión algo más fácil de conseguir, los deportes desde luego son los que más gustan tal vez debido a que en las casas frecuentemente pueden ver partidos de fútbol, las carreras de los coches o el tenis y el baloncesto entre otros. En cambio una de cada cuatro niñas quieren ser profesoras, tal vez porque admiran a sus maestras de la escuela.

Por supuesto ser artista o trabajar con animales es algo que pasen los años que pasen siempre estará de moda entre los niños, admirar a su cantante favorito e intentar imitarlo cada vez que lo ven es algo que todos los niños hemos hecho en alguna ocasión, mientras que otros muchos adoran a los animales ya que los niños y las mascotas es algo que frecuentemente van ligados ya que en la mayoría de los hogares españoles se tiene algún tipo de animal.

Por supuesto también están los niños que admiran de tal manera a sus padres que cuando se les pregunta lo primero que dicen es que de mayor quiero ser como mi papá, policía, médico, electricista, informático… El instinto de imitar junto con el orgullo que sienten por sus progenitores a los que suelen ver como personas fuertes, independientes y que les protegen cuando les sucede algo influye para que quieran ser como ellos. Aunque sí es cierto que según van creciendo el ideal de ser como sus padres se va modificando y acaban eligiendo alguna profesión que no tenga nada que ver con la de ellos sino con temas más sociales, es más en muchos casos descartan al final la profesión de sus progenitores debido a que ven que no les permite conciliar mucho la vida laboral con la familiar hecho que provoca que los pequeños las descarten.

Hay que destacar que todos esperan trabajar por dinero, algunos para gastárselo en juguetes, pero otros muchos lo utilizarían para ayudar a su familia, incluso hay muchos que utilizarían el dinero para ayudar a los más necesitados o para enviarlo a los niños de África.

Algunos datos curiosos de la manera en como los niños solucionarían la crisis actual es quitar al actual presidente y traerse a Obama, “donar un euro cada uno y como hay mucha gente se sacaría mucho dinero”, “que sea todo gratis” o “ahorrar y rezar”. Desde luego los niños tienen vocación y soluciones para todo.

Vía|  www.hoymujer.com
Foto| Lars Plougmann

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...