Datos sobre la obesidad infantil en el mundo

La OMS acaba de presentar un informe en el que se ofrece una imagen global sobre la situación del sobrepeso y la obesidad infantil en el mundo. En dicho informe se muestra el notable crecimiento del índice de obesidad en niños menores de cinco años, y se solicita una mayor implicación de todos los países para abordar el problema, proporcionando una serie de recomendaciones.

OMS

La Organización Mundial de la Salud ha presentado un informe en el que se proporcionan datos sobre la obesidad infantil en el mundo, lo más llamativo es el incremento que se ha producido en la tasa de obesidad infantil, al menos 41 millones de niños menores de 5 años (tasa del 6’1%) sufren sobrepeso u obesidad, en el año 1990 la tasa era de un 4’8%, lo que corresponde a 31 millones.

En este informe se destaca que los países con ingresos medios o bajos son los que más han acusado el incremento, en el año 1990 unos 7’5 millones de niños sufrían sobrepeso u obesidad, ahora esa cifra se ha duplicado y afecta a 15’5 millones de niños. De este grupo, casi la mitad de estos niños viven en Asia, una cuarta parte en África, el resto está repartido entre el resto de continentes.

Los responsables de elaborar el informe apuntan que se necesita un mayor compromiso político para poder abordar el desafío mundial del sobrepeso y la obesidad infantil. Por su parte, la OMS considera que es necesario que se trabaje con los gobiernos para implementar diferentes medidas que puedan abordar las causas ambientales que provocan el incremento de la obesidad, ayudando a los niños a iniciar un camino más saludable que les permitirá disfrutar de una mejor calidad de vida.

Hay que recordar que el impacto del sobrepeso y la obesidad en la calidad de vida de los niños es significativo, se enfrentan a todo tipo de barreras psicológicas y físicas, tienen mayor riesgo de sufrir todo tipo de enfermedades tanto en el presente como en el futuro, estos problemas de salud suponen una mayor carga económica sanitaria para los gobiernos y las familias. En el informe se destaca que la globalización, la urbanización, el crecimiento económico o la exposición a ambientes poco saludables, son algunas de las causas del incremento de la obesidad, afectando a todos los países, sean industrializados o en vías de desarrollo. El informe apunta como una de las causas principales que hay que abordar, la comercialización de alimentos y bebidas poco saludables, como por ejemplo los refrescos azucarados cuyo contenido supera con creces el máximo recomendado por la OMS en la ingesta de azúcar.

El informe proporciona 6 recomendaciones para abordar el problema del sobrepeso y la obesidad infantil en el mundo:

Promover el consumo de alimentos saludables

Implementar programas integrales que promuevan el consumo de alimentos saludables y reducir la ingesta de alimentos poco saludables y bebidas azucaradas por los niños y adolescentes.

Promover la actividad física

Implementar programas integrales que promuevan la actividad física y reducir las conductas sedentarias en niños y adolescentes.

Atención antes de la concepción y el embarazo

Integrar y reforzar la orientación para la prevención de las enfermedades no transmisibles con orientación actual, sobre la preconcepción y la atención prenatal (para reducir el riesgo de la obesidad infantil mediante la prevención de bajo o alto peso al nacer, la prematuridad y otras complicaciones en el embarazo).

Dieta y actividad física en la primera infancia

Proporcionar orientación y apoyo sobre cuestiones como la dieta saludable, dormir las horas necesarias y realizar actividad física en la infancia, así como promocionar los hábitos saludables y asegurar que los niños crezcan adecuadamente (a través de la promoción de la lactancia materna, la limitación del consumo de alimentos ricos en grasas, azúcar y sal, asegurar la disponibilidad alimentos saludables, y la promoción de la actividad física en las guarderías.

Salud, nutrición y actividad física para los niños en edad escolar

Implementar programas integrales que promuevan ambientes escolares saludables, educar sobre nutrición, salud y actividad física a niños y adolescentes mediante el establecimiento de normas para las comidas escolares, la eliminación de la venta de alimentos y bebidas poco saludables, introducir la educación física de calidad en el plan de estudios, etc.

Control de peso

Llevar a cabo un plan de asistencia familiar que comprenda varios servicios, como la asesoría sobre la nutrición o el estilo de vida en niños y jóvenes obesos.

La OMS manifiesta su preocupación por la denominada epidemia del siglo XXI, y reitera su solicitud de que los Gobiernos, empresas y demás instituciones se comprometan más en la lucha contra la obesidad infantil, a través de este enlace (pdf) podréis conocer el informe completo facilitado por la OMS.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...