Cuidar los ojos de los niños en verano

Cuidar los ojos de los niños en verano

Estudios llevados a cabo por el Instituto Oftalmológico de Alicante han demostrado que el verano y las vacaciones favorecen el aumento de los problemas oculares, como conjuntivitis, cataratas o edemas solares.

Como cada año los expertos nos avisan de que en verano nos protejamos más del sol para prevenir los efectos de las radiaciones solares, y tenemos que concienciarnos de que debemos proteger los ojos de nuestros hijos ya que está demostrado que más de la mitad del tiempo que pasamos expuestos al sol en nuestra vida se produce antes de los 16 años.

Recomendaciones para proteger los ojos:

Radiaciones solares: Utilizar gafas de sol para niños homologadas, aunque sean pequeños hay tipos de gafas adaptables a todas las edades, los rayos de sol son muy perjudiciales sobre todo para los más pequeños. Si no quieren saber nada de las gafas siempre se puede optar por un gorrito o una visera que cubra y proteja un poco los ojos.

Sequedad del ambiente: Se produce sobre todo en las zonas alejadas del mar, ya que la sequedad produce una mayor evaporación de la lágrima dando lugar a la sensación de ojo seco. Las lágrimas artificiales que venden en las farmacias suelen ser muy útiles para proteger los ojos. Los humidificadores por la noche reducen la sequedad del ambiente y ayudan al pequeño a dormir mejor.

Partículas en suspensión: Las lluvias generan las partículas en suspensión, generando ambientes cargados que favorecen las alergias oculares. Acudir al especialista sobre todo si el niño tiene los ojos enrojecidos sin haber ido a la piscina.

Aire acondicionado: También favorece las partículas en suspensión, procurar no tenerlo encendido mucho tiempo ya que reseca el ambiente.

Agentes químicos: Las piscinas tienen mucho cloro que daña los ojos no dejes de ponerle al pequeño unas gafas de natación para proteger los ojos.

Desconfiar de los días nublados sobre todo en la playa ya que son igualmente dañinos, y tener mucho cuidado con los bebés ya que sus ojitos se defienden mediante las lágrimas ya que sus defensas inmunitarias no son muy fuertes aún si les aparecen legañas eliminarlas enseguida.

Foto| João Paulo Calvet

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...