Cuidar a los niños de los accidentes navideños

Las fiestas son un momento sumamente especial del año y de eso no hay duda, es la posibilidad justa para tener deliciosas comidas en la compañía de nuestros seres queridos, y renace año tras año la ilusión, sobre todo de los más pequeños ya que en el ambiente de las fiestas seguramente el momento más esperado es el de abrir los regalos. Pero lo cierto es que en esta época del año también se puede dejar abierta la puerta al peligro de accidentes navideños de los que generalmente son víctimas siempre los más pequeños, son los padres quienes tienen que estar atentos para evitar cualquier tipo de accidentes.

Para empezar, las decoraciones navideñas pueden ser un problema, no podemos pasar por alto el hecho de que el arbolito de Navidad o las luces que adornan la casa están conectadas a la electricidad, en el caso de los niños pequeños esto puede ser un riesgo ya que observan todo y puede suceder que tratando de imitar lo que han hecho sus padres ande por la zona de los enchufes, lo que puede poner en serio riesgo su salud. Lo mejor es colocar todas las aplicaciones eléctricas fuera del alcance de los niños, lo mismo si se colocan velas u otro tipo de adornos que puedan llamar su atención ya que al querer tocarlos pueden quemarse.

Para los niños mayores el riesgo más común lamentablemente es el de lastimarse con el uso de pirotecnica, si bien ya es de público conocimiento que los juegos de artificio que se venden para estas fechas son muy peligrosos, sigue habiendo familias que permiten que sus niños los manipulen corriendo ciertos riesgos, ya que aunque se vendan bajo el rótulo de apto para niños, son muchos los niños que reciben chispas en los ojos, quemaduras en las manos, en la cara o el resto del cuerpo.

Si la familia tiene la intención de comprar sus propios fuegos artificiales, lo más inteligente es que quien los prenda sea solamente un adulto calificado, que no permita que los niños se acerquen y que los mismos queden a salvo en un lugar seguro desde el cual puedan mirar el espectáculo sin ningún riesgo. Siempre hay que leer todas las instrucciones y seguirlas al pie de la letra para evitar correr peligros tontos, y evitar lanzar pirotecnia cerca de la gente, los animales y los autos, ya que el desenlace puede ser muy malo.

Otro tipo de accidentes que tienen lugar en las fiestas es el que tiene que ver con la asfixia por elementos pequeños, la casa se encontrará seguramente llena de adornitos y cosas que los niños muy pequeños pueden ingerir por error, lo mejor en estos casos es estar siempre atentos al entorno del bebé, y en caso de cualquier inconveniente acudir de forma inmediata a una sala de urgencias. Las intoxicaciones con comida también son un fantasma de la Navidad, hay dulces de todo tipo con frutos secos y alimentos que muchos niños no han probado hasta el momento, es valioso tener cuidado con la incorporación de alimentos nuevos a la dieta del niño en estas fechas, ya que se pueden dar casos de alergias alimenticias graves.

Vía | Buenas Ideas
Foto | wheeda

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...