¿Cómo nos ayudan a educar los cuentos infantiles?

Los niños son personitas que aprenden deprisa. A través de los cuentos podemos llegar a conseguir que entiendan valores tan importantes como la obediencia, la paciencia, el respeto, el miedo, la solidaridad, etc. Los cuentos son una herramienta muy útil tanto para ellos como para los padres. La manera más fácil de llegar a un niño es hablando su idioma, y esto es a través de su imaginación.

Los niños son pequeñas personitas muy moldeables, según les enseñes ellos actuarán.  Por eso los cuentos infantiles han servido desde siempre a padres y niños para conseguir una interacción entre ellos. Esto es porque para que los niños nos entiendan tenemos que hablarles en su idioma, desde su mundo imaginario es más fácil llegar a sus corazoncitos.

Para los niños los cuentos suponen una fuente de información donde aprenden infinidad de cosas y se entretienen, mientras que para los padres son una gran ayuda para conseguir que los niños comprendan mejor los valores, las obligaciones, las tristezas y las alegrías. Todos los cuentos populares llevan asociada una moraleja, conseguir que los niños la comprendan es labor de los padres.

Leer cuentos les entretiene mucho y les ayuda a entender valores.

Los cuentos nos acompañan en muchos momentos del día, aunque el más entrañable es el de las noches. Encontrar el cuento adecuado para cada noche puede ser tarea fácil o difícil, eso depende de si necesitamos que el niño aprenda alguna actitud que no ha llevado bien ese día o si simplemente lo dejamos a su elección para leerle su cuento favorito.

Los padres podemos hacer dos cosas con los cuentos: leer los que ya conocemos como cuentos populares o inventarlos. Por experiencia personal sé que los cuentos inventados son los que más le gustan a mi hija. Cada noche decidimos qué tipo de cuento leer o contar, a ella le encanta sentirse protagonista de los cuentos que le explico, porque siempre van ligados a sus amigos, sus juguetes preferidos o los sitios donde hemos estado. Inventarse un cuento es muy fácil, sólo hay que dejar correr la imaginación.

No obstante, recurrir a los cuentos populares más conocidos nos puede ayudar y mucho en según qué momentos. Por ejemplo, uno de los valores más difíciles a mi entender de conseguir inculcar a un niño es la obediencia. Uno de los cuentos que nos pueden ayudar a explicarla es Caperucita Roja. También Pinocho les puede ayudar a entender por qué deben obedecer y que la mentira es mala consejera. Si lo que necesitamos es enseñar al niño otro tipo de valores, como por ejemplo que no se fíen de desconocidos, podemos utilizar a la hermosa Blancanieves. Para hacer volar la imaginación no hay nada como Peter Pan y para trabajar en equipo, Los tres cerditos.

Si les leemos nosotros o les acompañamos en su lectura, les inculcamos este hábito tan importante.

También tenemos al entrañable ratoncito Pérez que ayuda a los niños en ese cambio de dientes. Gracias a la ilusión de este ratón los niños no viven como un trauma perder sus preciosos dientes de leche. Otros cuentos famosos que nos ayudan en la laboriosa tarea de enseñar a nuestros hijos son por ejemplo el Cuento de Navidad, cuyos valores son, además de la bonita Navidad, transmitir al niño la necesidad de ser solidario y no olvidarse de los demás. Para enseñarles que mentir no está bien, la fábula de Pedro y el lobo es una de las más adecuadas.

Otro cuento que nos puede ayudar mucho es el Patito Feo. En la etapa de crecimiento de los niños puede ser que se sientan muchas veces diferentes, con este cuento podemos ayudarle a ver que ser diferente no es sinónimo de ser feo, sino más bien al contrario, puede ser señal de ser una persona muy especial. Por otro lado, la Bella Durmiente les enseña el significado de la esperanza y la paciencia.

Como vemos, en general, los cuentos nos ayudan en la educación de los pequeños y ayudan a mantener o enseñar a los niños la convivencia familiar. Es muy importante recalcar que a los niños hay que inculcarles el hábito de la lectura. Si leemos con ellos, si les acompañamos y ven que disfrutamos leyendo con ellos, conseguiremos que leer sea algo habitual en su vida.

Foto por John-Morganen Flickr

Foto por surlygirl en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...