Cuántas horas necesitan dormir los niños a lo largo de su desarrollo

Es necesario que los niños duerman las horas de sueño que necesitan en cada etapa del desarrollo y a lo largo de todo el año, las vacaciones de verano no deben ser un motivo para reducir esas horas de sueño, ya que afectará a su estado físico y psíquico. Se puede ser flexible en la hora en que se acuestan los niños por el periodo vacacional, pero se deberá intentar que duerman el mínimo de horas que recomiendan los pediatras.

Dormir tambien en vacaciones las horas necesarias

En estos días estamos hablando de temas relacionados con el verano y las vacaciones, ya que es lo que toca, recientemente hablábamos de la necesidad de marcar las pautas dietéticas que los niños deben seguir durante las vacaciones, también referenciábamos de forma resumida la importancia de que los niños duerman las horas necesarias para que descansen correctamente y se sientan bien. Ampliando esta última cuestión, hoy os hablamos de cuántas horas necesitan dormir los niños a lo largo de su desarrollo, teniendo en cuenta que las vacaciones no son una excusa para cambiar el tiempo de sueño.

Son muchos los padres que durante las vacaciones de verano son más tolerantes (algunos en exceso) sobre la hora a la que los niños deben acostarse, en cierto modo esa tolerancia guarda relación con la menor cantidad de horas de sueño de la que disfrutan los adultos. El ritmo de vida y necesidades de los padres no son las mismas que las de los niños, éstos tienen que dormir lo suficiente para garantizar un correcto descanso y desarrollo, además, dormir menos de las horas necesarias trae consecuencias para la salud. Los niños deben seguir una pauta de comportamiento con el sueño desde que son bien pequeñitos y los padres deben atender esta necesidad a fin de evitar que se habitúen a dormir poco con las consecuencias que ello conlleva.

Según los pediatras y expertos en medicina del sueño, está sobradamente demostrado que un descanso correcto mejora el aprendizaje, la memoria, la capacidad de atención, la regulación de las emociones, la salud mental y física y la calidad de vida en general. Mientras que falta de sueño puede provocar diferentes problemas físicos y psíquicos, así como problemas de salud, los niños que no duermen bien se sienten cansados, no rinden lo suficiente y tienen un mayor riesgo de sufrir problemas como la depresión, la hipertensión o la obesidad, entre otros.

Se recomienda que los bebés con edades comprendidas entre los 4 y 12 meses duerman entre 12 y 16 horas al día, de 12 a 24 meses la recomendación es dormir entre 11 y 14 horas, entre los tres y cinco años de edad los niños deben dormir entre 10 y 13 horas diarias, entre los 6 y 12 años, entre 9 y 12 horas y entre los 13 y 18 años el tiempo de sueño debe establecerse entre 8 y 10 horas diarias. Como podemos comprobar, se han determinado unos rangos de variación con unos mínimos estipulados, la razón es que no todos los niños son iguales y tampoco tienen las mismas necesidades, algunos pueden dormir más y otros no tanto.

Es necesario procurar que también en periodo de vacaciones se respeten los tiempos de sueño, quizá puede variar la hora de acostarse, ya que en verano y especialmente niños y adolescentes, se acuestan más tarde, pero deberán levantarse también más tarde. Otra regla a seguir para garantizar que las horas de sueño sean efectivas, es no dejar que los niños se vayan a la cama con sus dispositivos móviles ya que se corre el riesgo de que no duerman las horas suficientes por pasar un buen rato frente a la pantalla.

Si se duerme lo suficiente, se podrán abordar todas las actividades que se realicen a lo largo del día, encontrándose descansados y a pleno rendimiento. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, las vacaciones no son una excusa para abandonar algunas de las rutinas que se siguen a lo largo del año y que son muy beneficiosas para los más pequeños.

Foto | katrinket

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...