Cuándo un parque infantil es seguro

Comentamos algunos requisitos para que un parque infantil sea el lugar ideal para que los niños jueguen con seguridad.

Parque infantil es seguro

Todos los que tenemos hijos y solemos ir a los parques de nuestra ciudad sabemos la importancia que tienen los parques en la educación de los pequeños. Esto es porque los parques infantiles son perfectos para que los niños aprendan a socializarse, aprenden a esperar, a respetar, aprenden a jugar en equipo, etc. Además, los parques permiten a los niños correr, saltar, balancearse y, en general, buscar la manera de divertirse. Es decir, los parques son uno de los lugares predilectos de nuestros hijos donde estimularán su creatividad, su destreza y su imaginación.

La pregunta que a veces nos hacemos algunos padres, es si los parques son seguros y si cumplen con todas las normativas para que lo sean. De hecho los fabricantes de mobiliario urbano cumplen con todos los requisitos, porque hay una normativa que cumplir, pero también es cierto que luego, los ayuntamientos deben hacer cumplir esas normativas y deben asegurarse de que los parques tienen el mantenimiento adecuado. Y es aquí donde los padres podemos hacer mucho para asegurarnos de que los parques son seguros.

Por ejemplo, los padres debemos estar atentos a las caídas de los niños, ya que el 70% de los accidentes se producen por este motivo en los parques. Por ello, si podemos elegir parques con suelo que amortigüe las caídas ganaremos en seguridad para nuestros pequeños. Además, debemos estar atentos a las fijaciones, los atrapamientos y a todo aquello que funciona en el parque y donde nuestro hijo va a jugar, para asegurarnos de que el ayuntamiento hace el mantenimiento adecuado.

Es evidente que los padres no somos expertos en mantenimiento de parques, pero tenemos un sexto sentido que debemos utilizar en estos lugares. Por ello, debemos estar atentos a que no haya ningún borde cortante, ningún saliente con el que hacerse daño, ni astillas o aristas. Es decir, los padres debemos inspeccionar los elementos del parque para asegurarnos de que el pequeño no se hará daño. También sería importante que los elementos del parque indicaran la edad y el peso para saber si es apto para el niño. Es más, debería haber información del fabricante donde poder llamar si vemos que el columpio, tobogán o elemento de juego está deteriorado. Si no lo hay, los padres deberían avisar al ayuntamiento para que le hicieran el mantenimiento adecuado.

Otros aspectos del parque para saber si es seguro, es que deben estar delimitados por vallas o al menos estar lejos, con un mínimo de 30 metros, de la calzada donde haya tráfico rodado. Si este espacio no existe, el parque deberá estar vallado de forma que sea difícil que un niño acabe en la calzada. Otro factor que me parece importante, es que los parques deben tener árboles o algún tipo de protección para que en verano, los niños jueguen a la sombra. Por último, los parques deben tener un espacio delimitado para los niños más pequeñitos, con suelos donde si se caen, no se hagan daño, como gravilla, arena o suelos especiales para ellos.

Como veis, hay algunos aspectos importantes a la hora de elegir un parque de juegos, la mayoría siguen la normativa y los ayuntamientos suelen cumplir siempre con el cuidado de este lugar público infantil. No obstante, debemos tener en cuenta que los niños deben estar siempre vigilados por los padres, porque un parque infantil no cuida de los niños, solo sirve para que ellos jueguen bajo la atenta mirada de sus padres. ¿Qué otros aspectos del parque opináis que se deben tener en cuenta para que un parque sea seguro?

Vía | abc.es

Imagen | Sam Howzit

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...