¿Crees que está bien hacerte amigo de tu hijo en Facebook?

El debate de si es bueno o no aceptar u obligar a ser seguidor de nuestros hijos en internet está a la orden del día. ¿Es bueno? ¿Mermamos la confianza de nuestros hijos? ¿Estamos preparados para este fenómeno social? Para que los padres seamos capaces de aceptar este apartado de independencia de nuestros hijos, debemos aprender todo lo que rodea a las redes sociales y debemos ser capaces nosotros mismos de enseñar a nuestros hijos cómo utilizarlas.

Hoy en día los adolescentes presentan nuevos problemas, como el de su actividad en las redes sociales. Hasta hace bien poco tiempo los padres se debatían entre seguir a sus hijos cuando salían de casa para ver qué hacían o no hacerlo. Ahora tenemos que plantearnos, por ejemplo, si debemos o no vigilar qué publican en su muro de las redes sociales.

¿Somos capaces de aceptar este apartado de independencia de nuestros hijos?

Así pues, surge la pregunta: ¿crees que está bien hacerte amigo de tu hijo en Facebook o en alguna otra red social? Este debate está a la orden del día, con dos posturas bien diferenciadas. Pero la pregunta es ¿Confiamos lo suficiente en nuestro hijo? ¿Le hemos dado la suficiente información y sabemos que tiene la suficiente madurez como para no necesitar estar ahí y vigilarle? ¿Crees que tu hijo adolescente se sentirá libre de hablar con sus amigos si estás por medio?

La cuestión también radica en que cuando un joven envía la invitación a sus padres para que se hagan seguidores de ellos, ¿por qué lo hacen? ¿Se sienten obligados? Y si los padres lo aceptan, ¿lo hacen para quedar bien o por vigilar? Está claro que las redes sociales han cambiado el mundo y lo seguirán haciendo, desde el corazón mismo de la sociedad.

Generalmente lo desconocido suele dar un poco de miedo, pero creo que es importante recalcar que los padres de hoy deberían estar muy al día en este nuevo fenómeno social, deberían aprender qué son, para qué sirven y cómo funcionan las redes sociales. Creo que no es bueno dejar en manos de otros este nuevo factor en la educación de los hijos.

Está claro que por mucho que queramos no les vamos a poder prohibir en un momento dado  usar las redes sociales, ¿cuántas veces le has dicho a tu hijo no cruces con el semáforo en rojo o no te vayas con desconocidos? Los padres al igual que han enseñado a sus hijos a leer, comer, jugar, reír o a caminar deberían también enseñar a sus niños a interaccionar con las redes sociales, sobre todo para protegerles. Cuanto más sepan, mejor podrán protegerse ellos mismos. No hay nada como la información.

Pero volviendo a la pregunta de si te harías seguidor de tu hijo, ¿lo harías? ¿Qué repercusiones puede tener en la confianza que tu hijo deposita en ti? ¿Crees que tu hijo será sincero en la red si estás tú delante? Evidentemente si los padres estamos de por medio les cortamos la libertad de expresarse, porque por mucho que les queramos o por mucho que nos quieran, ellos necesitan libertad. Como este tema es muy nuevo y es importante tener la opinión de padres que van experimentando este nuevo fenómeno social, os invitamos a que nos deis vuestra opinión. ¿Qué harías tú si tu hijo te enviara una invitación para hacerte seguidor suyo?

Foto por SCA Svenska Cellulosa Aktiebolaget en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...