Crash Ball de IMC

Crash Ball

Se acerca el verano y los padres necesitamos ideas y juegos para tener entretenidos a las fieras (véase niños revoltosos de vacaciones). Hace poco os comentábamos que hay un par de libros (El Gran Libro de los Jugoes Infantiles) que pueden darnos ideas, pero también hay juguetes que pueden distraer y hacer pasar un buen rato a nuestros hijos.

Este es el caso de Crash Ball, una pelota algo más complicada que hace que nuestro hijos se diviertan muchísimo. La Crash Ball es una pelota bastante curiosa y muy original. El juego empieza cuando alguien le da cuerda a la pelota y se empieza a lanzar de una persona a otra. Mientras tanto la pelota irá emitiendo varios sonidos al tiempo que se va jugando.

Lo más divertido y, al mismo tiempo, el objetivo del juego es que de pronto la pelota estallará y se romperá en varios trozos. Y ahora se tendrán que recoger los pedazos y volver a montarla (poniendo cada pieza en su lugar correspondiente) para volver a empezar a jugar.

Además, cada partida será diferente porque la pelota no tarda siempre lo mismo en explotar, así que nunca sabrás cuando tu Crash Ball saltará en pedazos.

La Crash Ball funciona con 3 pilas LR44 y está recomendada para niños a partir de 3 años. Su precio aproximado es de 16,99€ y la podéis encontrar en cualquier juguetería, grandes superficies o por Internet.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...